Sostenibilidad

Un proyecto de la Cátedra Aquae seleccionado por la OCDE como ejemplo de solución a los retos del agua y el cambio climático

El 28 de marzo de 2016 se inauguró en la ciudad de Alicante el Parque Urbano Inundable ‘La Marjal’, una infraestructura verde destinada a aumentar la resiliencia al cambio climático en la ciudad.

En mayo de 2017 la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) lanzó una convocatoria global titulada: What is your Water Governance Story? en el marco de su iniciativa Water Governance y la Cátedra AQUAE de Economía del Agua presentó y documento la experiencia del Parque Urbano La Marjal, como ejemplo de buena gobernanza en las ciudades para dar solución a los retos del agua y el cambio climático.

Tras la revisión por parte de la OCDE de las 69 propuestas recibidas (accede aquí a un mapa global con todas las experiencias seleccionadas), la experiencia del Parque Urbano La Marjal, que es una iniciativa de colaboración público-privada llevada a cabo entre el Ayuntamiento de Alicante y la empresa Aguas de Alicante, fue seleccionada como “Buena Práctica” e invitada a participar en un Webinar enfocado en el papel de las ciudades en la gobernanza del agua, organizado por el Flanders Knowledge Centre (Bélgica), que se celebró en el mes de octubre.

A raíz de este seminario, se elaboró un informe con las principales conclusiones, en las que fueron destacados aspectos directamente relacionados con la experiencia de La Marjal como: la implicación de las partes interesadas desde las fases iniciales del diseño; el desarrollo de infraestructuras multifuncionales para la ciudad, a partir de la colaboración público-privada; la difusión de experiencias innovadoras que han resultado exitosas.

Este informe se presentó también en el 10th Water Governace Initiative Meeting, celebrado en Viena (Austria) en el mes de noviembre. En marzo de 2018 está prevista la publicación de un reporte técnico, titulado ‘Implementing the OECD Principles on Water Governance: Indicator Framework and Evolving Practices’, que recogerá las principales conclusiones de todas las experiencias que han participado en el proceso, agrupadas por bloques temáticos.

La Marjal es un espacio verde multifuncional, cuyo objetivo principal es proteger a la ciudad de las inundaciones ocasionadas por las lluvias torrenciales. Además, el parque contribuye a la ciudad con una zona verde para el esparcimiento y disfrute de la población, inspirado en los marjales, unos humedales típicos de la región mediterránea que, además de amortiguar los efectos de las inundaciones, también sirven de nicho y refugio para especies de vegetación y avifauna típicas de la región.

Las inundaciones han sido uno de los grandes problemas que ha venido acuciando históricamente a la ciudad de Alicante y, en este caso concreto, a las urbanizaciones próximas a la Playa de San Juan (Hoyo 1 y Palo Alto). A este hecho hay que sumarle la previsión de aumento en la frecuencia e intensidad de las lluvias extremas (y las sequías) en la región mediterránea, como consecuencia del cambio climático.

Para hacer frente a estos episodios de crecidas, el parque cuenta con 3,6 hectáreas de superficie inundable, con capacidad para recoger hasta 45.000 m3, y dos colectores (ubicados en las avenidas con tendencia a inundarse) que son los que recogen el agua de las crecidas y la canalizan hasta los dos estanques del parque. Además, el agua almacenada en el parque puede canalizarse para su depuración y posterior reutilización, principalmente para riego de zonas verdes o llenado de lagos.