Conocimiento

Promover la vocación científica entre los jóvenes

La importancia de la Ciencia

En los últimos años se ha reconocido la importancia de fomentar la cultura científica en la sociedad para lograr un aumento de la vocación entre los jóvenes hacia los estudios científicos. Aunque sea clave para el futuro, la sensación es que la sociedad no percibe que la ciencia es importante y, por tanto, resulta más dificultoso que los jóvenes se sientan atraídos hacia ella, a pesar de un ligero incremento a la hora de decantarse por estudios científicos.

Pero lo cierto es que las cifras arrojadas por la Comisión Europea son esclarecedoras, dado que cifra en menos del 17% los jóvenes que se decantan por carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Según este organismo, de aquí a 2020 se producirá un grave déficit de casi un millón de profesionales STEM en Europa.

La actitud social hacia la ciencia es, por lo general, algo ambivalente. Causa admiración e interés, pero también miedo y hostilidad. Unos creen que puede resolver muchos problemas. Otros, que los crea. Algo así ocasiona que no sea sencillo, o no del todo, conseguir aumentar la vocación entre los más jóvenes hacia ella.

El científico no posee la repercusión social y mediática que merece, salvo cuando se anuncia algún descubrimiento o son objeto de premios. Pero su figura es cada vez más esencial para crear una sociedad en la que sus individuos puedan tomar decisiones basadas en evidencias acerca de temas de trascendencia para nuestro bienestar diario y para el futuro del ser humano y del ecosistema que habitamos. El razonamiento científico pasa por ser uno de los vehículos para una mejor vida y entendimiento, para no caer, por ejemplo, en la red de las fake news. Un ejemplo evidente se encuentra en el tema del calentamiento global y el aumento de gases de efecto invernadero.

Por eso, suele apuntarse que la vocación científica entre jóvenes viene dada, principalmente, por dos núcleos: el entorno familiar y el educacional, básicos para que desde temprano tengan un interés sobre la ciencia y lo que implica, dado que esconde respuestas, a veces más sencillas de lo que pueda parecer, a temas que no son microscópicos o macroscópicos, si no tan mundanos como aquello que nos rodea.

Ciencia y mujer

Potenciar la vocación ante la ciencia es importante, y debe seguir creciendo, si bien, en el caso de las mujeres, diferentes estudios arrojan que su interés por los estudios de ciencia es superior al de los hombres, pero que, en cambio, según avanzan en el proceso hasta llegar al ámbito profesional, pierden espacio con respecto a ellos.

La UNESCO cifra que tan solo un 28% de los investigadores existentes en el mundo son mujeres. Según su estudio, el promedio por zonas en el mundo es: América del Norte y Europa Occidental (32%), Europa Central y Oriental (40%), Estados Árabes (39%), Asia Oriental y el Pacífico (23%), África Subsahariana (31%), Asia Meridional y Occidental (19%), Asia Central (52%), América Latina y Caribe (45%).

En España, los porcentajes que arroja el estudio de la UNESCO son los siguientes. En estudios de grado, el 46% son mujeres. En relación con los estudios de doctorado, el 50%. En cuanto a investigadores, el porcentaje baja a un 40%, lo cual indica que, aunque moviéndose en un promedio muy parecido, supone un considerable descenso cuando se trata de ocupar puestos. Si bien la crecida con respecto al pasado es patente, todavía queda mucho por hacer. Es decir, comienzan muchas más mujeres en la ciencia de las que después logran llegar a puestos de responsabilidad, como demostró en 2017 un estudio del CSIC. Tan solo un 25% de las mujeres que potencialmente pueden optar a puestos de ese tipo, lo consiguen. Aunque en España el porcentaje es superior a la media europea, no ha aumentado desde 2009, lo cual apunta hacia un estancamiento del objetivo de lograr una igualdad de género total en 2045. Con este crecimiento, no se lograría antes del 2075.
La alta capacidad científica de los niños y de las niñas.

Los niños y las niñas tienen un gran poder de observación y una predisposición casi innata para la experimentación, la exploración y el aprendizaje empírico. Una situación perfecta para que desarrollen un interés por la ciencia. Sin embargo, cuando dan el salto a las aulas y deben entrar en materia, la ciencia se convierte en un arduo terreno: se percibe como aburrida, inútil y complicada. Llegados a secundaria, se desligan en un gran porcentaje de las ciencias y, después, pocos optan por una formación científica o técnica.

Algo parece romperse al paso a las aulas, de ahí las diferentes propuestas surgidas para, tanto dentro de ellas como fuera, potenciar la vocación científica entre los más jóvenes. Por ejemplo, cabe destacar el uso de las nuevas tecnologías para atraer hacia el mundo de la ciencia con apps tanto para móviles como para tabletas que permiten aprender y encontrar el mundo científico como atractivo.

Diez apps más que útiles en este sentido:

TED: App gratuita con más de 2000 charlas TED de tecnología y ciencia y otras materias. Algunas se pueden encontrar en español, aunque una gran mayoría lo están en inglés, muchas con subtítulos.
LHSee: Diseñado por científicos de la Universidad de Oxford en colaboración con el experimento ATLAS del CERN, está pensada para cualquier tipo de usuario. Desde el móvil o la tableta se accede al Colisionador de Hadrones en el CERN de Ginebra, para interactuar mediante gráficos 3D. Una app muy intuitiva y didáctica que permite descubrir cómo funcionan las diferentes partes del detector o jugar para cazar el Bosón de Higgs.
EarthNow: Se puede visualizar datos recientes sobre el clima registrados por los satélites del programa de la NASA, Earth Science. Esta app crea un modelo del globo terráqueo en tres dimensiones que puede ser rotado, acercado y alejado mediante la pantalla táctil.
Space Images: Otra app de la NASA que ofrece gran cantidad de imágenes y vídeos en HD del espacio. Un sinfín de imágenes gratuitas seleccionadas por la NASA de la Tierra, de otros planetas, de estrellas y de galaxias.
Science Kombat: Una app que desde lo lúdico acerca a los científicos más renombrados y a sus descubrimientos, planteando peleas a dos. Sus armas, su conocimiento. En el ring podrás ver a Einstein, Darwin, Marie Curie, Turing o Tesla, entre otros, debatirse en una pelea científica.
Smartick: Estimula al estudiante mediante retos adaptados a su nivel. La aplicación es para niños y niñas entre cuatro y quince años. Según sus responsables, promete mejorar en las notas con tan solo quince minutos al día de uso, a través de ejercicios adaptados al aprendizaje de diferentes materias de ciencia.
Orbit: Es un juego para móviles que simula los efectos de la gravedad. Consiste en lanzar planetas alrededor de uno o varios agujeros negros para que alcance una órbita estable y no colisionen.
ChemDrops: Considerado el “Candy Crush” para la química. Una forma divertida de aprender formulación dentro de la llamada gamificación, esto es, la práctica que usa juegos para temas considerados serios.
Atomas: Otra propuesta para aprender química jugando al combinar átomos y cuyo fin es obtener materiales valiosos como oro, plata o platino sin sobrecargar y destruir la estructura atómica.
Juegos de lógica: Para los más pequeños existen varios juegos como Rube’s Lab, Experimentos de Física Puzle, Machinery o Elephant que proponen la resolución de problemas lógicos mediante el uso de las leyes físicas. Son juegos dentro de los llamados casual games al modo de “Angry Birds” o “Cut the Rope”.

Fundación Aquae comprometida con la vocación científica

Desde la Fundación Aquae se han llevado diversas iniciativas para potenciar la vocación y el interés de la sociedad por las ciencias, no solo entre los más jóvenes, también entre sectores de la educación con el fin de ayudar a los docentes a tener más herramientas y conocimiento a la hora de ejercer su labor en las aulas.

Así surge Programa español de profesores del CERN, con el cual la Fundación Aquae se convirtió en la primera institución española en vincularse a la Fundación CERN & Society desde su creación. El programa arrancó en junio del año pasado y se ha vuelto a desarrollar este año, becando a una veintena de profesores de secundaria que durante una semana asisten a clases y conferencias, visitan exposiciones, y participan en talleres en los que aprenden sobre las últimas novedades y descubrimientos realizados en el CERN. La base es fortalecer la base educativa de las ciencias en la secundaria, ofreciendo a los profesores la oportunidad de enriquecer sus capacidades para proporcionar un alto nivel de formación a sus estudiantes.

El Stockholm Junior Water Prize, es un premio que cada año reúne a un grupo de jóvenes imaginativos y emprendedores, procedentes de más de treinta países, para premiar grandes ideas y fomentar el interés de los jóvenes por el agua y los temas relacionados con la sostenibilidad. En el Certamen Nacional, que en España organiza la Escuela del Agua y patrocina Fundación Aquae, compiten proyectos procedentes de centros educativos de secundaria, bachillerato y formación profesional de toda España.

Con motivo de la Semana de la Ciencia, Fundación Aquae también organiza el Concurso de Microrrelatos Científicos, cuyo objetivo es reconocer la creatividad y potenciar la divulgación de la ciencia como motor social. Este certamen está abierto a la participación de cualquier persona que envíe un relato de una extensión máxima de 100 palabras cuyo tema central sea la ciencia en cualquiera de sus vertientes (ciencia, innovación, progreso, arte y ciencia, agua, nuevas tecnologías).

Los museos de ciencia más interactivos

Otra forma de fomentar la vocación entre los más jóvenes hacia la ciencia se encuentra en un terreno más tradicional, el espacio de los museos. En España existen un gran número de museos de ciencia con una amplia propuesta interactiva para que los más jóvenes puedan aprender de manera más participativa y lúdica. Entre ellos:

• Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, en Valencia
• Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid
• Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, en A Coruña
• CasaCiencias. Museos Científicos Coruñeses (=mc2) en A Coruña
• Museo de la Evolución Humana, en Burgos
• Museo de la Ciencia de Valladolid; Eureka! Zientzia Museoa, en Gipuzkoa
• Casa de las Ciencias de Logroño; Parque de las Ciencias, en Granada
• Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya
• Museo de la Ciencia y el Agua, en Murcia
• Museo Alborina-Aula del Mar,G en Málaga

Concienciando a la sociedad sobre la ciencia

Pero la importancia de la ciencia y la potenciación de la vocación entre los jóvenes debe sustentarse en una base social que ayude a conseguirlo. Para ello, existen diferentes iniciativas para acercar a los ciudadanos la ciencia de una manera diferente. Entre ellas destacamos dos.

ConCiencia Ciudadana, el canal audiovisual de divulgación científica promovido por Fundación Aquae, que cumple ahora un año, durante el cual, diferentes expertos científicos nacionales e internacionales han acercado la ciencia al gran público a través de un vídeo divulgativo mensual.

Big Van Ciencia llevan desde el año 2013 hablando de la ciencia más puntera de una manera asequible y lúdica. Un grupo de científicos que se suben a los escenarios para hablar de ciencia, para hacerla cercana a cualquier tipo de público. A la vez, aparecen en radio, televisión, han publicado libros y desarrollan talleres de formación en España, Europa y América Latina.