Sostenibilidad

La pérdida de oxígeno en los mares amenaza la biodiversidad

Los mares y océanos se están quedando sin oxígeno por efecto del cambio climático. Esta es la principal conclusión de un estudio internacional que publica esta semana la revista Science, que advierte de que el volumen de agua que está completamente desprovisto de oxígeno (anóxico) se ha cuadruplicado en los últimos 50 años.

A medida que el agotamiento del oxígeno se vuelve más severo, persistente y generalizado, una mayor fracción de mares y océanos pierde su capacidad de soportar biomasa, es decir, que esto puede afectar a la diversidad de animales, plantas, algas y microorganismos que convierten a estas aguas en fuente de recursos y regulador natural del planeta.

Los autores destacan que el calentamiento global impulsado por la acumulación de gases de efecto invernadero es la causa principal probable de esta desoxigenación en curso en muchas partes de los mares y océanos de todo el planeta.

El efecto del cambio climático en los océanos, que incluye la acidificación del agua y la pérdida de oxigeno que ahora se documenta, provoca complejas interacciones que perjudican una gran multitud de formas de vida y reduce la capacidad de los océanos para proveer de bienes ambientales como los recursos pesqueros, recuerdan los autores.

En este vídeo del proyecto de divulgación científica ConCiencia Ciudadana, Helena González, miembro del grupo de comunicadores científicos Big Van y bióloga, nos cuenta cómo el CO2 produce acidificación del agua, lo que destruye la vida marina.

Además del cambio climático, el estudio publicado ahora en Science recuerda que el vertido de residuos o la escorrentía de los desechos humanos y restos de fertilizantes también influyen negativamente en la presencia de oxígeno en el agua de mares y océanos.

El informe es el primero en analizar de manera tan exhaustiva las causas, las consecuencias y las soluciones del bajo nivel de oxígeno en las aguas de todo el mundo, tanto en mar abierto como en las costas.