Innovación

La innovación no tiene edad

La población de 25 a 34 años es la más propensa a emprender.  En concreto, el 8,3% de la población española de 25 a 34 años en 2017 estaba involucrada en negocios nacientes o nuevos, mientras que entre las personas de otras edades este porcentaje fue menor. Son datos del último informe sobre España del proyecto GEM, una red mundial sobre emprendimiento.

El 18% de los adultos de entre 50 y 64 años y el 13% de los que tienen entre 65 y 80 años son trabajadores por cuenta propia. La edad media de las personas que fueron identificadas como emprendedores potenciales fue de 38,4 años, mientras que la edad de quienes cualificaron como emprendedores en fase inicial y como empresarios consolidados fue en promedio de 40,0 y 49,7 años, respectivamente.

El 55,1% de los emprendedores del último año corresponde al género masculino, mientras que el 44,9% corresponde al género femenino. En otras palabras, un número aproximado de entre cinco y seis de cada diez personas emprendedoras en fase inicial durante el 2017 eran hombres frente a un número de entre cuatro y cinco que eran mujeres.

Estos datos demuestran que el emprendimiento no tiene género ni edad. Hay emprendedores de todas las edades y se reparten casi al cincuenta por ciento entre hombres y mujeres.

De esa cantidad de emprendedores, es importante conocer cuáles realizan actividades innovadoras que tienen en cuenta la I+D. La Fundación COTEC ha hecho público recientemente su último informe. En él se recoge que en 2016 eran 205.873 las personas que realizaban actividades de I+D y, de ellas, 126.633 eran investigadores. Esto supuso crecimientos del 2,5% y 3,4%, respectivamente respecto al año anterior, con 5.000 personas más dedicadas a esta actividad.

La inversión en I+D en España ascendió en el año 2016 a 13.260 millones de euros, un 0,67% más que en 2015. En 2016, 10.325 empresas hacían I+D en España, casi 300 más que el año anterior. Es el primer incremento reseñable desde 2008.

COTEC destaca también que el principal potencial que tiene España para la incorporación de nuevas tecnologías es la elevada proporción de universitarios españoles graduados en áreas STEM (Science, Tecnnology, Engineering and Maths), aunque subraya que sigue existiendo un alto predominio masculino.

Jóvenes al poder

Los más jóvenes demuestran en muchas ocasiones que la innovación está en nuestra vida cotidiana y que llevarla a la práctica merece la pena. Es el caso de dos pequeños alemanes que han conseguido que una multinacional del automóvil pruebe el diseño de un invento que se les ocurrió de manera circunstancial.

Los hermanos Daniel y Lara Krohn, de 11 y 9 años, viajaban en el coche familiar en sus vacaciones de verano cuando empezó a llover. Cuando su padre Gerd intentó limpiar las manchas, el depósito de agua del limpiaparabrisas estaba vacío. A los niños les resultó curioso que en plena lluvia y teniendo que quitar el agua del cristal para poder ver la carretera, el depósito del agua no diera agua. Por eso se le ocurrió capturar las gotas de lluvia para reutilizarla y ganaron el primer premio en una competición científica local. Su idea ha sido desarrollada para un coche de pruebas de tamaño real.

Otro ejemplo que traspasó fronteras fue el de Boyan Salt, un joven holandés que, con sólo 16 años, concibió un invento para erradicar los plásticos de los océanos. Lo llamó The Ocean Cleanup y se trata de una suerte de costa artificial: una barrera pasiva donde se acumula el plástico arrastrado por las corrientes.

En lugar de redes, el sistema usa pantallas sólidas y gracias a la orientación de éstas, que se amarran al lecho marino, los plásticos son arrastrados para acabar concentrándose en el centro de la matriz. Un punto central los recolecta y clasifica antes de enviarlos a tierra, para venderlos y así compensar costes. The Ocean Cleanup aspira a erradicar la mitad de los plásticos de la gran isla de basura del Pacífico en 10 años.

Fundación Aquae apoya proyectos que premian ideas de jóvenes estudiantes para mejorar la gestión y el cuidado del agua. Un ejemplo claro es el Stockholm Junior Water Prize (SJWP), cuya fase nacional la organiza en España la Escuela del Agua con el apoyo de la fundación. En ella compiten proyectos procedentes de centros educativos de secundaria, bachillerato y formación profesional de toda España.

Entre los proyectos recibidos este año, el jurado eligió a tres finalistas: un dispositivo de riego ecológico por evaporación y condensación de agua de lluvia, presentado por el IES Martín Rivero de Málaga; una alternativa para la eliminación de toallitas húmedas, avalado por Maristas Santa María de Ourense; y el diseño de un invernadero con autorriego de agua de mar, del Colexio Plurilingüe Alborada de Vigo.

En la final nacional, celebrada el pasado 24 de mayo, resultó ganador el proyecto de dos estudiantes de Ourense, Miguel Aragón y Miguel Sequeiros, que han ideado un innovador sistema ecológico para degradar las toallitas higiénicas, que suponen un grave problema en los sistemas de alcantarillado.

El proyecto se basa en las recientes investigaciones de las universidades de Cantabria y Cambridge, que demuestran que el gusano de la miel, Galleria mellonella, puede degradar el polietileno de forma natural, mediante su ingesta. El equipo del proyecto ha demostrado que este gusano también es capaz de descomponer los compuestos derivados del polietileno, presentes en las toallitas higiénicas, sin generar productos contaminantes ni afectar al ciclo vital de este ser vivo.

Los responsables de este trabajo, estudiantes de Primero de Bachillerato del Colegio Marista Santa María de Orense, participarán en Estocolmo en la Final Internacional del Stockholm Junior Water Prize, del 26 al 31 de agosto, coincidiendo con la Semana Mundial del Agua.

Fundación Aquae también ha participado este año en FIRST LEGO League, un programa internacional, actualmente implantado en más de 90 países, cuyo objetivo es despertar las vocaciones científicas y tecnológicas. Más de 365.000 jóvenes de todo el mundo, agrupados en 32.000 equipos, participan en él a través de emocionantes experiencias de aprendizaje que fomentan la innovación, la creatividad, el trabajo en equipo, la comunicación y la resolución de problemas.

Este año, el desafío ha sido HYDRO DYNAMICS. Más de 15.000 niños y jóvenes españoles han explorado dónde y cómo encontrar agua, cómo transportarla y cómo gestionarla y utilizarla de forma sostenible. Durante tres meses, en los que se han celebrado 33 torneos clasificatorios por toda España, los participantes han contado con la ayuda y el asesoramiento de Fundación Aquae y las marcas del grupo Suez que, como colaboradores temáticos, han compartido con ellos su experiencia y su conocimiento en torno al ciclo humano del agua.

En el marco de este proyecto se celebran numerosos encuentros y competiciones locales, regionales, nacionales e internacionales. Mencionar todos los proyectos reconocidos sería complicado, por razones de extensión de este texto, pero destacamos uno de los proyectos, “Hydroball” del equipo navarro FSIngenium y que recientemente fue elegido el ganador del encuentro Global Innovation Award que se celebró en California (EEUU).

El equipo navarro FISgenium

La “Hidrobola” que proponen estos jóvenes mide con precisión el agua disponible para el cultivo, permitiendo así optimizar el uso del agua para el riesgo. Para desarrollarla realizaron moldes de escayola para esculpir las bolas y soldaron un sensor interno, además de colocar otro externo. Pusieron en marcha el experimento en 6 macetas con tierra y en condiciones diferentes, registrando los datos de su evolución en sus smarthphones. Con HYDROBALL, estos estudiantes navarros quieren mejorar de manera innovadora la toma de datos y la transmisión de la información a quien decide.

A la vejez, innovación

Como ya se ha señalado, el 18% de los adultos de entre 50 y 64 años y el 13% de los que tienen entre 65 y 80 años son trabajadores por cuenta propia, en comparación con el 11% de los jóvenes entre 18 y 29 y el 18% de las personas de mediana edad (de 30 a 49 años), según un informe mundial de GEM sobre emprendimiento senior.

Si bien muchos de los programas de apoyo al emprendimiento están orientados hacia los segmentos más jóvenes, el informe sugiere que el apoyo complementario a los emprendedores de más edad podría generar también beneficios para la estabilidad económica, puesto que las personas de 50 años o más tienen un papel muy relevante en las economías de todo el mundo.

En España, el 24% de la población tiene más de 60 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística, un porcentaje que se prevé que aumente hasta el 33% en 2031, lo que supone un tercio de la población de nuestro país.

En este contexto, hay iniciativas que promueven el emprendimiento senior, valorando que la experiencia vital que otorgan los años y la libertad y valentía de romper con los estereotipos sociales puede ser la clave para el éxito.

 Becas Aquarius para emprendedores senior

Esa ha sido la motivación de las becas Aquarius para emprendedores sociales mayores de 60 años. Tras su buena acogida en la primera edición, este año la marca relanzó su convocatoria en busca de 5 nuevos proyectos de emprendedores senior que destacaran por la originalidad, beneficio social y viabilidad de sus proyectos. Para ello contó con la colaboración y el respaldo de Ashoka, entidad miembro de la Red Impulsores del Cambio y con el apoyo de la asociación para personas mayores Cincuentopía.

Además de la mentoría personalizada durante un mes, los cinco proyectos finalistas recibirán un capital inicial de 2.000 euros tras cursar la formación prevista para el desarrollo de su proyecto. El ganador de esta segunda edición de las Becas Aquarius será premiado con un premio especial puesto que su capital inicial asciende a 5.000 euros. Asimismo, contará con acompañamiento y apoyo por parte de la marca y de Ashoka durante todo un año para velar por el éxito de su idea.