Cultura

El Museo Arqueológico de Cartagena, la joya que dejó la romana Carthago Nova

Fundado en 1943, el Museo Arqueológico de Cartagena tuvo diferentes emplazamientos hasta que en 1982 se inauguró la actual sede sobre la necrópolis tardorromana descubierta y excavada en 1967.

El interés que despertó el hallazgo de la necrópolis de San Antón hizo que el Ayuntamiento de Cartagena se planteara edificar en torno al yacimiento una nueva sede para el museo. El proyecto lo ejecutó el arquitecto Pedro Antonio San Martín, por entonces director del museo, quien diseñó las dos plantas alrededor de la necrópolis, tal como hoy las conocemos.

Además de ser muy pocos los ejemplos que se conocen de este período, lo más llamativo de esta necrópolis es la variedad tipológica de sepulturas que contiene, datadas entre finales del siglo IV o principios del siglo V de nuestra era, y que coinciden temporalmente con la implantación del cristianismo. Además de las fosas individuales, existen estructuras de túmulos con formas rectangulares o semicirculares y dos panteones.

Además de la necrópolis, que es probablemente la estructura que más carácter otorga al museo, merece una especial reseña la colección de epigrafía funeraria, una de las mejores de España.

No menos importantes son las secciones de minería romana, con una variada tipología de productos, herramientas y utensilios de esa época, o la de producciones cerámicas, fundamentalmente vajillas, que dan testimonio del intenso tráfico comercial que mantuvo el puerto a partir del siglo II a.C.

La escultura romana cuenta también con algunos buenos ejemplos, entre los que destaca por su brillante ejecución el retrato de un niño con corona, que representa probablemente una alta dignidad de la familia imperial. La exposición permanente de la primera planta concluye con las áreas dedicadas a la vivienda romana y al comercio.

Fundación Aquae celebra su Campus en Cartagena el 20 de octubre

Cartagena ha sido elegida este año para ser la sede del Campus Aquae. A través del binomio “Visible-Invisible” el campus, que se celebra el 20 de octubre, propone hacer un viaje a los sentidos y al futuro a través de la cultura, la ciencia y la tecnología.

Reconoceremos lo visible y lo invisible a través de otros sentidos más allá de la vista, a través de su poder evocativo. Los sentidos nos adentran en territorio desconocido, base para la creación, el descubrimiento y la innovación. Realizaremos también un viaje al futuro a través de la ciencia y la tecnología, necesarias para la co-creación de un mundo sostenible.

Alrededor de la necrópolis paleocristina de San Antón se construyó el Museo Arqueológico Municipal de Cartagena.
FOTO: By Nanosanchez, via Wikimedia Commons