Fundación Aquae > Lluvia de manzanas

Lluvia de manzanas

Y me nombraron caballero gracias a esa manzana y a la luz. Pasé media vida peleando con el físico Leibniz por la teoría de cálculo pero yo lo había descubierto 20 años antes. Además, en 1700 cambié ciencia por moneda y fui director de la Real Casa de la moneda de Inglaterra, no había ningún falsificador que pudiera conmigo. Una vida de ciencia, solo reconocida tras mi muerte. Hablando de muerte, lo gracioso de mi tumba es que tiene todos los símbolos menos la manzana.

ABEL VIZCAÍNO PÉREZ