8 ideas sostenibles para sobrellevar el invierno

El invierno es una de las estaciones más difíciles tanto mental como físicamente. Los días son más oscuros, más fríos y más cortos, algo que puede afectar a nuestros cuerpos, más susceptibles de cara a enfermedades como la gripe. Sigue estos consejos para una salud de hierro en invierno.

El invierno es una época que parece promover el permanecer en el interior de nuestros hogares. Sin embargo, es mucho más saludable el salir y ser proactivos, no dejarse llevar por la apatía. A pesar del frío, hacerlo puede mejorar nuestra salud.

Ten en cuenta que un mayor cuidado de la salud ayuda a pasar los meses más fríos, así como evitar en la medida de lo posible la gripe y otras complicaciones y estar en plena forma. Por ello te proponemos una serie de consejos que te ayudarán este invierno a mantenerte en buena forma.

Consejos para el invierno

Algunos consejos para conseguir que el invierno no sea tan duro como parece:

  1. Lavado de manos 

    Es un acto simple, pero de gran importancia. Expertos recomiendan lavarse las manos varias veces al día para desinfectarlas de gérmenes, así como siempre que haya contacto con objetos externos en la calle y, especialmente, antes de comer.

  2. Hacer ejercicio 

    Uno de los mejores consejos para mantenerse sano en invierno es precisamente mantenerse más activo físicamente. Ya sea caminar, correr, ir al gimnasio o cualquier otro tipo de actividad física realizada de manera continuada, ayuda a mantener el cuerpo de manera más saludable durante el invierno. Además, salir a correr por un parque local trae consigo una serie de beneficios añadidos.

  3. Comer bien 

    El invierno marca el descenso de las temperaturas. Y con la llegada del frío, empiezan a aparecer los primeros procesos gripales o resfriados. ¿Alguna vez te has preguntado por qué? Somos más propensos a coger un catarro en invierno porque nuestro cuerpo suele estar con las defensas bajas.Además, en invierno al cuerpo le resulta más difícil mantener una temperatura corporal adecuada. Por esta razón, durante el invierno, es más importante mantener una dieta equilibrada de cara a tener que tratar con algún tipo de infección gripal. Un cuerpo bien alimentado responde mejor ante las bajas temperaturas.

  4. Vitaminas 

    El cuarto de nuestros consejos para el invierno es poner más atención al consumo de vitaminas. Hierro, zinc y vitamina C son esenciales para que el cuerpo se mantenga más inmunizado ante amenazas externas. Comer vegetales, por ejemplo, es esencial gracias a su capacidad antioxidante.
    consejos para el invierno - el frio y la salud están reñidos

  5. Hidratación 

    Una buena hidratación es sumamente importante. Se debe beber al menos unos ocho vasos de agua al día, sobre todo cuando tenemos un leve resfriado y, en un caso más extremo, cuando nos ha cogido la gripe, dado que ayuda a limpiar los conductos respiratorios y expulsar mucosidad. También bebidas calientes para mantener el cuerpo caliente.

  6.  Descanso apropiado 

    Siempre se debe descansar bien, independientemente de la estación, pero este consejo es en invierno mucho más vital para mantener una buena salud. Un mayor descanso no solo te permite tener las funciones motoras más activas durante el día, también ayuda a mantener las defensas más altas.

  7. No fumar 

    Dejando de lado lo perjudicial de fumar per se, en invierno es todavía peor. El fumador, aunque sea ocasional, tiene más posibilidades de contraer enfermedades de carácter respiratorio durante esta época. Del mismo modo que resulta mucho más complicado recuperarse de cualquier proceso gripal.

  8. Ventilación 

    A priori, este consejo para sobrellevar el invierno con salud puede resultar contraintuitivo. Porque ventilar la casa en invierno puede parecer una manera de gastar más dinero o consumir más energía. Pero lo cierto es que pasar un poco de frío puede ayudar mucho a nuestra salud. En este caso, te recomendamos ventilar la casa al menos una vez al día. Al hacerlo, ayudarás a impedir que el exceso de humedad provoque problemas de salud.

Debes ventilar bien el hogar, pero sobre todo las zonas con calefacción. Aunque eso suponga durante un espacio del día dejar que entre algo de frío a la casa, es esencial ventilar para que las bacterias no se queden en el interior.