fbpx
Wiki Explora
Fundación Aquae > Wiki Aquae > Las programadoras ‘Top Secret Rosies’

Las programadoras ‘Top Secret Rosies’

Compartir en
Las llamadas 'Top Secret Rosies' fueron un grupo de seis mujeres que han pasado a la historia por convertirse en unas de las primeras programadores de computadoras trabajando en la ENIAC durante la Segunda Guerra Mundial.

 

En la mañana del 7 de diciembre de 1941, la Armada Imperial Japonesa, bombardeó la base naval de Estados Unidos en Pearl Harbor, en la isla de Oahu, Hawái. Un ataque, a priori, preventivo para que los norteamericanos se mantuviesen, como hasta entonces, fuera de la guerra. Sin embargo, ocasionó todo lo contrario: al día siguiente, Estados Unidos declaró la guerra a Japón y oficialmente supuso su incursión en la Segunda Guerra Mundial.

El esfuerzo bélico implicaba la necesidad de tener a los mejores profesionales en cada sector, y en 1942 el gobierno comienza a reclutar mujeres con conocimientos matemáticos, a pesar de que hasta entonces estaban subestimadas. Su labor fue trabajar en la programación del ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer), la segunda computadora digital tras la surgida a partir de los trabajos de Konrad Zuse.

La ENIAC era una computadora compuesta por 17.468 tubos de vacío, 7.200 diodos de cristal, 1.500 conmutadores, 10.000 condensadores, 70.000 resistencias y 5 millones de soldaduras. Un conglomerado electrónico que consumía 160KW y pesaba 27 toneladas, con una temperatura media de 50ºC. Podía procesar alrededor de cinco mil sumas y trescientas multiplicaciones por segundo. Un procesador de cálculos destinado a calcular las trayectorias de los proyectiles durante la guerra, así como para otros usos industriales y militares durante la contienda.

Las programadoras de la ENIAC realizaban conexiones de cables en la computadora a través de los seis mil terminales que tenía, mejorando paulatinamente su uso y logrando combinaciones en programación esenciales para lograr más cálculos y de forma más rápida.

Las llamadas ‘Top Secret Rosies’ fueron en 1997 incluidas en el Women In Technology International Hall of Fame y han sido objeto de una mayor valoración con el paso del tiempo, con estudios e incluso un documental, Top Secret Rosies: The Female computers of World War II dirigida por LeAnn Erickson en 2010.

El grupo de las “Top Secret Rosies” estaba compuesto por seis brillantes

Betty Snyder Holberton (1917-2001), era periodista, pero se formó de manera autodidacta en matemáticas y física. Más tarde también haría aportes para la concepción del lenguaje de programación COBOL y Fortran junto a Grace Murray Hopper. Entre sus contribuciones también se puede destacar el desarrollo del primer sistema de programación generativo para el UNIVAC y el primer paquete de análisis estadístico usado para el censo de los Estados Unidos.

Jean Jennings Bartik (1924-2011), titulada en matemáticas por la Universidad de Filadelfia, de origen irlandés, estudió matemáticas y negocios a la vez que adquiría conocimientos autodidactas de programación. Natural de Misuri, luchó para salir de una dura vida agrícola golpeada por la Gran Depresión, estudiando y graduándose para en 1945, viajar a Filadelfia para unirse a sus compañeras y trabajar en la ENIAC, donde también logró doctorarse en ciencias. Después de la ENIAC, trabajó en otras máquinas como el BINAC y UNIVAC I. Por todo ello fue honorada con el premio Computer History Museum en 2008, junto con Linus Torvalds (creador de Linux) y Robert Metcalfe (coinventor de Ethernet).

Kathleen McNulty Mauchly (1921-2006), estudió matemáticas y negocios. Experta en números, como algunas de sus compañeras, los conocimientos de programación los adquirió de manera autodidacta.

Marlyn Wescoff Meltzer (1922-2008), se licenció en la Universidad de Temple, para, después, dedicarse a las máquinas comerciales. A través de un amigo recibió la información de que un profesor de la Universidad de Pensilvania estaba entrevistando mujeres con conocimientos en matemática. Era el verano de 1942 y se desplazó hasta allí para la entrevista. Una vez seleccionada, trabajaría con el Doctor John W. Muchly (uno de los creadores del ENIAC junto a John Presper Eckert) y su esposa Maria.

Ruth Lichterman Teitelbaum (1924-1986), tras graduarse en matemáticas en el Hunter College, fue reclutada por Moore School of Engineering para realizar cálculos de trayectorias balísticas. Fue, junto a Marlyn Meltezer, una de las integrantes del área espacial del proyecto ENIAC. A pesar de su labor dentro de los principios de la computación, a Ruth no recibiría demasiado crédito, no al menos como al resto de sus compañeras. Sin embargo, finalmente sería incluida en el Women in Technology International Hall of Fame junto a las otras cinco en 1997, fecha en la que había fallecido, siendo su marido quien tuviese que recoger y aceptar el premio por ella.

Frances Bilas Spence (1922-2012), maestra, cursó matemáticas en matemáticas en la Universidad de Temple. Allí lograría una beca Chestnut Hill Collage, donde conocería a Kathleen, con quien luego compartiría destino trabajando juntas en el ENIAC. Poco tiempo después, renunciaría a su puesto para dedicarse a su familia.

Compartir en