Fundación Aquae > La última gota de agua

La última gota de agua

Cuando el agua se escaseó en la tierra, los hombres conservaron la última gota en un recipiente apto y la pusieron en un museo donde las postreras generaciones la verían por cientos de años. Lo que no intuyeron fue que no habría generaciones que la verían, la humanidad gradualmente fue desapareciendo, porque el agua sintética que habían creado al comienzo fue el invento más maravilloso, pero después fue el más letal. El agua natural nunca podrá ser remplazada.

Emiro Rafael Tapia Romero