Fundación Aquae > La sed

La sed

La sed es la forma más brutal de la nostalgia, pues somos almas acuáticas flotando en cuerpos de barro; dijo el pescador, recogiendo sobrecogido, las escamas de una sirena varada en el Mar Muerto.

Consideró Dios que dejaba al Hombre vacío de conocimiento y que pronto empezaría a cuestionarlo todo, así que tomó el ánimo de crear la herramienta adecuada para saciar su sed. Llamó al Hombre y le ofreció la Ciencia. Y quedó el Hombre maravillado, y cuanto más avanzaba en ella, más perfecta le resultaba. Tanto que un día, añorando el Paraíso, el Hombre quiso saber. Y la Ciencia le explicó. Y Dios quedó difuso y apartado, lamentando el monstruo.