Fundación Aquae > La manzana y la Luna

La manzana y la Luna

Hace mucho tiempo, un hombre estaba sentado en un huerto disfrutando de una  cálida tarde de verano. Había huido de los problemas de la ciudad y contemplaba unos manzanos. El golpe seco de la caída de una manzana le sacó de su ensoñación. Miró entonces al cielo y vio la Luna. Se preguntó por qué no caía también la Luna a la Tierra ¿Qué tenían en común la caída de la manzana y la rotación de la Luna? Unos años después, Isaac Newton enunció la Ley de la Gravitación Universal.

Carlos M. Pina