×

Microrrelatos

La loca vida de las moléculas

Corrían la una pegada la otra, escapaban de la fase móvil agarrándose
a las terminaciones C18. Aguardaban  un
mínimo cambio en la presión para volver a unirse, pero la diferencia de peso no
hizo sino separarlas. Finalmente llegaron a la fiesta, caladas y cada una por
su lado. La primera se acercó a la más gordita y con desdén le dijo:

-Deberías haberte acordado de coger un flotador.

- Perdona, pero las moléculas no tenemos memoria.

-Ah, sí?, pues eso no es lo que dice la homeopatía.