Karen Uhlenbeck, el primer ‘Nobel’ de ‘Mates’ femenino

La Academia de Ciencias y Letras de Noruega concedió a Karen Uhlenbeck el Premio Abel 2019 dotado con unos 620.000 euros y considerado el Nobel de las matemáticas.

Creado en el año 2002, el Premio Abel nació para celebrar el bicentenario del nacimiento del matemático noruego Niels Henrik Abel. Desde entonces, ninguna mujer lo había logrado. Este año, la estadounidense Karen Uhlenbeck, de 76 años, ha roto con una trayectoria de 19 hombres que lo habían ganado hasta la fecha. De hecho, la matemática, había denunciado que en su disciplina existía una clara discriminación explícita. Lo hizo a finales de la década de 1988, antes de que naciese este premio.

Uhlenbeck recibió el premio en mayo de 2019 de manos del rey de Noruega, Harald V por sus logros pioneros sobre ecuaciones diferenciales parciales geométricas, la teoría del gauge y los sistemas integrales. También por el gran impacto de su trabajo en materia de análisis, geometría y física matemática. El presidente del comité, Hans Munthe-Kaas, explicó que “sus teorías han evolucionado el modo en el que entendemos las superficies mínimas, como la formada por las burbujas de jabón y los problemas de minimización generales en dimensiones más altas”.

Carrera profesional

Karen Uhlenbeck nació en Cleveland y actualmente es profesora emérita de la Universidad de Texas, en Austin. Ha desarrollado unas técnicas y métodos de análisis que están considerados como parte fundamental para el trabajo de todo geómetra y analista.

Se graduó en la Universidad de Michigan y se doctoró en la de Brandeis. Sin embargo, sería en la Universidad de Chicago durante la década de los ochenta en la que se convertiría en un referente internacional. En 1983 recibió la prestigiosa beca MacArthur y en 1986 fue elegida para la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. En 2007 recibiría el Premio Steele por una contribución seminal a la investigación de la American Mathematical Society.

El jurado del Premio Abel destacó también que Uhlenbeck es “un modelo a emular. Es una firme defensora de la igualdad de género en el mundo de las Ciencias y las Matemáticas”. Además de sus numerosas declaraciones sobre la desigualdad de género dentro de la ciencia, Uhlenbeck fue cofundadora de los programas de Princeton University y UT Austin, incluidos el Saturday Morning Math Group, el Distinguished Women in Mathematics Lecture Series, el Park City Mathematics Institute y el programa Women and Mathematics en el Institute for Advanced Study, diseñado para inspirar y apoyar a los jóvenes en Matemáticas.

Investigaciones

Karen Uhlenbeck es una de las fundadoras del campo del análisis geométrico. Esta es una disciplina que utiliza la geometría diferencial para estudiar las soluciones de ecuaciones diferenciales y viceversa. También ha contribuido a la teoría de campos cuánticos topológicos y sistemas integrables.

Junto con Jonathan Sacks a principios de la década de 1980, Uhlenbeck estableció estimaciones de regularidad. Estimaciones que han encontrado aplicaciones en estudios de singularidades de mapas armónicos y la existencia de soluciones locales suaves para las ecuaciones de Yang-Mills-Higgs en la teoría de gauge. En particular, Donaldson describe su artículo conjunto de 1981 “La existencia de inmersiones mínimas de 2 esferas” como un “artículo histórico. Según Donaldson, el artículo demostró que, con un análisis más profundo, los argumentos variacionales todavía se pueden utilizar para dar resultados de existencia “para ecuaciones de mapa armónico”.

Karen Uhlenbeck sobre la cuestión de genero

Sobre la cuestión de género, escribió en su libro Viajes de mujeres en ciencia e ingeniería: no hay constantes universales: “Soy consciente de que soy un modelo para las mujeres jóvenes en el campo de las matemáticas. Y, en parte, por eso estoy aquí. Sin embargo, es difícil ser un modelo, porque lo que realmente tienes que hacer es mostrar a los estudiantes que una persona imperfecta puede triunfar. Todo el mundo sabe que si una persona es inteligente, divertida, guapa o bien vestida tendrá éxito. Pero también es posible triunfar con todas tus imperfecciones. Yo necesité mucho tiempo para darme cuenta de esto”.

Thomas Chen, presidente del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Texas, se ha referido a ella en estos términos; “Transformó el tejido del departamento con su amplia visión de las Matemáticas y más allá. Su insaciable curiosidad alimenta tanto su profunda visión matemática como su sabiduría en la esfera humana. Lo cual es evidente en su legendaria generosidad y atención a la mentoría de jóvenes matemáticos”.