Fundación Aquae > Invisibilidad

Invisibilidad

Laia me explicó que su padre había diseñado las dos peceras teniendo en cuenta la ley de Snell, a fin de calcular la superficie de separación entre dos medios, aire y agua, con un índice de refracción distinto. Aunque no entendí nada, la aplicación práctica me demostró que al moverse la luz transversalmente al atravesar el agua del primer tanque, se creaba una zona oculta entre este y el segundo tanque, de tal manera que mi perseguidor podía mirar a través de mí sin verme. Y yo aguantar la risa mientras presenciaba su desesperación al comprobar que me había tragado la tierra. O el mar.

 
JOSÉ DOMINGO ROMERO MORA