Fundación Aquae > Gota de agua

Gota de agua

Gota de agua quería conocer mundo. Desde el estanque en el que vivía veía una montaña altísima, y no sabía cómo podría llegar hasta ella. Un día que hacía mucho calor, no supo cómo, pero empezó a subir hacia el cielo, su cuerpo sufría una transformación. Varios días más tarde gota de agua cayó desde las nubes hacia la tierra y llegó a una montaña. Desde allí veía un estanque y deseó poder vivir en el estanque.

Irene Muñoz Serrulla