El viento ábrego

¿Sabías que el ábrego es uno de los vientos más llovedizos?

Así se llama este viento del suroeste muy tibio que trae masas de aire cargadas de agua del océano por lo que dan lugar en general a lluvias tan abundantes que se dice de los vientos ábregos que son muy “llovedores” o llovedizos.

 

Petirrojo (Erithacus rubecula) bajo la lluvia / Aceytuno

Cuando llueve y soplan los vientos del suroeste la lluvia es tibia, caliente como un tazón de leche. Después el cielo se despeja y dan ganas de vivir y de morir en el cálido día del invierno: ayer, en el valle de Cabuérniga, en Cantabría, a las nueve de la mañana tenía el aire veinte grados, por los vientos del suroeste, los vientos ábregos. Desde allí, Jesús Cañas Jiménez cuenta que estos vientos están llenando el aire de pájaros y de flores de cerezo, y que han traído desde África al alimoche, ese buitre que recuerda a la cigüeña, de un negro puro y de un blanco sucio, y que anda como un gallo por el pasto esperando el parto de una oveja; claro que, la primera en llegar es la urraca, y después el grajo y más tarde el alimoche para alimentarse todos de la placenta como un sólo mamífero. Entonces levantan el vuelo y allí abajo, en el bosque, como si todo lo hubieran traído los vientos del suroeste, salen de las ramas cantos recién llegados y hojas verdes de roble y flores blancas de endrino: en mi jardín, sobre unas ramas grises, han dejado estos vientos dos magnolias blancas que parecen dos mariposas de la col a punto de volar hacia el norte.

Juanjo Campos y José Miguel Viñas han sugerido y participado en la definición de este término

Los contenidos escritos del Diccionario Aceytuno de la Naturaleza están bajo licencia Creative Commons desde el 20 de febrero de 2016. Esto supone que siempre y cuando se cite al autor del término y al Diccionario Aceytuno de la Naturaleza, se podrá copiar, distribuir y comunicar públicamente cualquiera de sus definiciones escritas a partir de esa fecha, bajo una licencia similar, siempre que no sea utilizado para fines comerciales.

Fundación Aquae patrocina el Diccionario de la naturaleza de Mónica Aceytuno. Si quieres aportar una referencia, lee aquí cómo hacerlo.

Ver también:
Contar el agua
Las plantas y el agua
Los Manantiales y los pozos

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: