El sifón hidráulico

Los griegos y los romanos ya conocían el principio de funcionamiento del sifón y lo usaban en sus canalizaciones, como se atestigua en los restos de un sifón griego encontrado en Pérgamo (197-159 adc) o en muchos acueductos romanos, en los que, por ejemplo, les servía para bajar la cota del canal cuando tenían que construir acueductos de más de 50 m de altura, lo que consideraban peligroso.

Pero era una solución más cara de construir, puesto que iban soterrados, y no tan segura, ya que las conducciones que usaban eran de plomo o terracota, que no llegaban a soportar la presión del agua en los puntos más bajos de la conducción, así que preferían los acueductos de piedra.

No se tiene noticia cierta de cuando empezó a usarse. Y parece que tras los romanos, los europeos medievales parecía que no lo entendían y no lo usaron, así cuando las conducciones romanas se deterioraban ya nadie sabía repararlas y mucho menos por qué dejaban de funcionar.

Foto: Sifón en un acueducto romano, Dominio público, Wikipedia

Ver también:
Historia de las esclusas, los ascensores hidráulicos
El artificio de Juanelo Turriano
Historia del agua

 


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: