El Papamoscas Cerrojillo, un ave que vuela de noche

El papamoscas cerrojillo es una especie de ave que vuela de noche sobre el desierto del Sáhara y el océano, buscando la luz, donde se “esconden” los insectos. Posee un característico plumaje color pardo y un fino y puntiagudo pico. Generalmente vive en bosques y robledales situados en las zonas montañosas, donde construye sus nidos.

Ficedula hypoleuca es el nombre científico que recibe el comúnmente conocido como papamoscas cerrojillo, una pequeña ave que posee un característico plumaje color pardo. Estamos ante una especie de ave paseriforme de la familia de los papamoscas (Muscicapidae) que presenta un acusado dimorfismo sexual a pesar de que el plumaje de ambos sexos es el mismo en otoño.

Más allá de que su longitud no supera los 13 cm, el papamoscas cerrojillo cuenta con un pico fino y puntiguado, un cuerpo compacto, una cabeza más ancha de lo que correspondería a su tamaño y una actitud repleta de vitalidad pese a que no es una de las especies más conocidas de nuestro país. El canto del papamoscas cerrojillo es un buen ejemplo de esto último. Similar al del petirrojo, el macho llega a emitir un trino rítmico en el que va modificando el tono sobre la marcha.

¿Dónde vive y de qué se alimenta?

El papamoscas cerrojillo vive normalmente en bosques, robledales y pinares donde se alimenta de moscas, mosquitos u otros insectos voladores que caza en el aire. Si no os habéis dado cuenta hasta ahora, entre las curiosidades del papamoscas cerrojillo sobresale el origen de su nombre. Y es que este hace referencia a uno de sus alimentos favoritos: las moscas.

Esta especie de ave sobrevuela de noche el desierto del Sáhara en sus procesos migratorios y son capaces de volar a oscuras sobre los océanos. Así, se trata de una especie, como el resto de pájaros, que no tienen medio de transporte más que ellos mismos, por lo que deben volar a la luz si quieren insectos durante todo el año. Le encanta revolotear entre las ramas bajas, como si fueran niños que no conocen el agotamiento hasta que anochece.

La destrucción y pérdidas de sus hábitats dificultan la nidificación de estas pequeñas aves lo cual pone en peligro su conversación y crecimiento. Su distribución, sin embargo, es más extensa. Se puede encontrar también en el norte y el centro del viejo continente, así como en la mitad occidental de Asia. Por su parte, las principales cadenas montañosas de la Península Ibérica, con masas boscosas, dan forma a su hábitat en la Península Ibérica.

¿Cómo se reproduce el papamoscas cerrojillo?

Su mancha de color blanco que posee en la cabeza la utiliza en el cortejo para atraer a las hembras. El papamoscas cerrojillo construye sus nidos en los árboles o en cajas nido instaladas en éstos. Por ejemplo, en robledales donde la madera abre. Llegan a poner entre 5 u 8 huevos que destacan por su color azul verdoso.

El ciclo reproductivo del papamoscas cerrojillo se inicia a finales de abril. Y los huevos son incubados por la hembra por un periodo de tiempo que llega a las dos semanas. Una vez eclosionan, a diferencia de la fase de incubación, los pollos sí son alimentados por ambos progenitores otro medio mes.

El papamoscas cerrojillo compite por su lugar de nidación con otras aves como el carbonero común o pájaros como el pico picapinos.