El lúgano, un pequeño pájaro que se mueve en grupo

Aun pareciéndose mucho al verdecillo, al lúgano lo distinguimos porque el pico es más fino. El jilguero lúgano es un pájaro muy activo y social, lo que permite que le podamos ver a corta distancia. Su canto tiene lugar durante todo el año y es habitual de las zonas boscosas de coníferas, donde se alimenta de todo tipo de semillas.

Lúgano o jilguero lúgano (Carduelis spinus) es una especie de pájaros cantores de la familia de los Fringilliade. Aun pareciéndose mucho al verdecillo, al lúgano lo distinguimos porque el pico es más fino. Su

Además, su plumaje es pardo-amarillento, lo que les ayuda a diferenciarse de otras especies similares y su envergadura alar puede superar los 20 cm. Los machos poseen una mancha negra en la cabeza muy característica mientras que las hembras cuentan con un aspecto más claro y rayado por el pecho. Por lo tanto, presentan dimorfismo sexual.

El jilguero lúgano es un pájaro activo y social, gracias a esto se le puede observar a corta distancia. Suele desplazarse en bandos compuestos por otros fringílidos o agrupado con ejemplares de su propia especie. Así, cuando plantamos árboles miramos al suelo y no al cielo del que pueden bajar los pájaros para caer como los lúganos, en vertical, sobre las ramas más altas donde los vemos columpiarse como las hojas que les faltan en invierno al árbol.

El canto del lúgano se compone de dos tipos diferentes de reclamos. Es similar a un chirrido un tanto áspero que, cuando se realiza en grupo, se transforma en gorjeos. Este canto se produce durante todo el año, de un modo similares a como sucede con el petirrojo y a diferencia del de la golondrina común que anuncia la llegada de la primavera.

¿Dónde vive el lúgano?

Se encuentra en zonas boscosas de coníferas o bosques mixtos donde se alimentan de semillas de todo tipo. El jilguero lúgano se distribuye por gran parte de Eurasia y el norte de África. En lo relativo a su presencia en la Península Ibérica, se trata de un ave que se puede observar en la totalidad del territorio, pero solo es así en otoño e invierno.

Con la llegada de la primavera y la consiguiente subida de las temperaturas, el lúgano solo está presente en algunas de las áreas montañosas de nuestro país. Concretamente en los Pirineos y, en menor medida, en la Cordillera Cantábrica y el Sistema Central.

El lúgano se caracteriza además por ser un ave con un patrón migratorio anómalo que ha sido objetivo de diversas teorías: ya que cada pocos años en invierno migran hacia el sur en grandes cantidades.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce?

Nos encontramos ante un pájaro muy inquieto que se alimenta en los árboles y, de manera puntual, también lo hace en el suelo. Así, su dieta se compone de semillas de pinos, abedules y alisos (árboles caducifolios). Pero también se presenta en zonas de cultivo para alimentarse de semillas de cardos o diente de león. Llega a darse el caso, debido a la existencia de una marcada estructura jerárquica, que algunos ejemplares regurgitan comida a los líderes del grupo.

El lúgano comienzo su ciclo reproductivo en el mes de abril y, en este punto, conviene resaltar que las parejas suelen formarse durante el invierno. El nido se instala en los bosques de coníferas que constituyen su hábitat natural, mientras que la puesta se compone por entre 2 y 5 huevos que son incubados por la hembra durante casi dos semanas. Una vez nacen continúan siendo alimentados otras dos semanas, primero por el macho y después por ambos progenitores.