La crisis climática y la producción de alimentos

Un estudio elaborado por la Universidad de Minnesota ha mostrado que el cambio climático está afectando a la producción de alimentos en una escala mundial.

Los diez principales cultivos del mundo: cebada, mandioca, maíz, palma aceitera, colza, arroz, sorgo, soja, caña de azúcar y trigo, suministran el 83% de las calorías totales que producen en las tierras de cultivo. La investigación muestra que el cambio climático ya ha afectado la producción de estas fuentes de energía clave, y algunas regiones, y están mucho peor que otras.

Consecuencias del cambio climático sobre la producción de alimentos

El estudio ha arrojado cuatro conclusiones generales:

  • Los cambios climáticos causan un rendimiento variable en los 10 principales cultivos del mundo. Van desde una disminución del 13,4% para la palma aceitera hasta un aumento del 3,5% para la soja. Esto da como resultado una reducción promedio de un tercio de las calorías consumibles de estos 10 cultivos principales.
  • Los efectos de los cambios climáticos en la producción mundial de alimentos son generalmente negativos en Europa, África del Sur y Australia, y, en general, positivos en América Latina y mixtos en Asia, América del Norte y Central.
  • La mitad de todos los países con inseguridad alimentaria están experimentando disminuciones en la producción de cultivos.
  • El cambio climático ha aumentado los rendimientos de ciertos cultivos en algunas áreas de la parte superior del medio oeste de los Estados Unidos.

Una situación compleja

Por tanto, algunas zonas parecen más afectadas que otras, incluso algunas aparecen beneficiadas por la situación climática. Se trata de una situación muy compleja y variable. Para conocerla, los investigadores se han basado en bases de datos de estadísticas mundiales de cultivos. A su vez, también sirve para comprobar cómo la producción global de cultivos cambia a lo largo del tiempo. La complejidad del sistema de cultivos y la atención a diferentes zonas del planeta, cada una con sus particularidades, imponía un desarrollo en cascada de los diferentes cambios operados a lo largo de los años por el cambio climático.

Unos hallazgos que manifiesta que áreas geográficas y cultivos se encuentran en mayor riesgo. Una información de gran relevancia para quienes están trabajando para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para acabar con el hambre y limitar los efectos de los cambios climáticos.

Causas del cambio climático

Además de las consecuencias del cambio climático en los alimentos, os contamos las causas más importantes de este preocupante fenómeno que afecta a todo y a todos. Y sí, los cultivos son una de ellas.

La atmósfera terrestre está compuesta por diferentes gases que tienen como función mantener una temperatura apropiada para la vida. A este fenómeno natural se le llama efecto invernadero.

Es necesario que exista equilibrio en la emisión de gases de efecto invernadero para conservar su justa proporción. Sin embargo, las actividades humanas han aumentado la producción de estos gases provocando el llamado calentamiento global, la principal de las causas del cambio climático.

El ser humano es el responsable del cambio climático y sus emisiones de gases de efecto invernadero que calientan el planeta, como veremos más adelante. El gas más conocido es el CO2, causante del 63% del calentamiento global, pero existen otras causas:

  • Deforestación. La industria maderera, los cultivos, la minería y la ganadería son las principales actividades económicas dedicadas a la tala de árboles.
  • Aumento desproporcionado de gases de efecto invernadero. Provocado por el uso de fertilizantes, la actividad química para el tratamiento de aguas residuales, la quema de combustibles fósiles, el transporte, la calefacción y el urbanismo.
  • Crecimiento acelerado de la población. El aumento de la cantidad de habitantes influye en la producción de gases que exacerban el efecto invernadero.