Fundación Aquae > El ascensor

El ascensor

Cuando el ingeniero francés Gustave Eiffel recibió al inventor norteamericano Thomas Edison en su gabinete de trabajo situado a 180 metros en la cima de la célebre torre metálica de París, el hombre llegó arriba muy fatigado a causa del ascenso.

--Lo siento, amigo mío –lamentó el ingeniero--, pero la ciencia no ha inventado nada todavía para salvar las alturas.

--Yo lo inventaré –proclamó Edison, cuando hubo recuperado el aliento.

Y así fue como nació el primer ascensor de la Historia.

Joaquín Pérez Férriz