Fundación Aquae > Efecto mariposa

Efecto mariposa

Sonó a cristales rotos y pareció que, al otro lado del mundo, una bruja se reflejaba en un espejo. Éste no aguantó tanta maldad y, recordando el aleteo de una mariposa, quiso avisar a los habitantes del Ártico. Algo no iba bien. El iceberg se derretía e iba desencadenando una partida de dominó. Uno caía y daba paso a otro. El agua no dejaba de aumentar. Aquello daba vértigo. Hasta la bruja del espejo decidió volver al cuento del que había salido para no tener que hacer frente a la realidad
Saturnino; agricultor, ganadero, apicultor. Paisano de pueblo en definitiva. Octogenario asturiano. Cara melancólica y surcada por la edad. Nunca fue a la escuela. Su vida fueron las vacas, la huerta y las abejas.

Obviamente no conoce la teoría del caos ni el efecto mariposa. Simplemente sabe que desde que inventó sus humildes trampas con botellas vacías y azúcar, atrapando 5000 avispas africanas, salvó sus abejas.

Pero no sabe que evitó que el bosque circundante se secase. No sabe que impidió que el curso del río cambiase. No sabe que salvó miles de vidas.

Sólo por el aleteo de una abeja.