Día Internacional contra el Cambio Climático: el gran desafío de salvar el planeta

El cambio climático nos afecta a todos y es necesario que tomemos conciencia sobre sus devastadores efectos sobre el planeta. Desde Fundación Aquae nos sumamos a la celebración del Día Internacional del Cambio Climático y lo hacemos de la mano de la escritora y bióloga Mónica Fernández-Aceytuno, que nos acerca la acción con la que Fundación contribuye a hacer frente al mayor desafío de nuestro tiempo.

Cada 24 de octubre se celebra el Día Internacional contra el Cambio Climático, una fecha instaurada por Naciones Unidas. Esta conmemoración tiene como objetivo que la población tome conciencia de la necesidad de paliar los devastadores efectos del cambio climático en nuestro planeta. Es hora de actuar  y sustituir nuestras acciones por otras menos contaminantes, menos nocivas y cuyo impacto en el planeta ayude a frenar la crisis climática.

Una de los grandes desafíos del cambio climático es la necesidad de “redoblar los esfuerzos mundiales para reducir la emisión de CO2”, como bien señala Mónica Fernández-Aceytuno en el vídeo de celebración de este día. Y es que solo de esta forma lograremos frenar, de una vez por todas, los estragos que la crisis climática está causando tanto en la salud del ser humano como en la de nuestros ecosistemas y sus hábitats.

Precisamente, en esta dirección trabajamos en Fundación Aquae. Sabemos que la acción de sembrar árboles es luchar contra el cambio climático, la erosión y la desertificación, de la misma forma que lo haría la propia naturaleza: suministrando oxígeno y absorbiendo CO2. Y esto es lo que hacemos mediante con Sembrando Oxígeno, un proyecto con el que recuperamos masa forestal de zonas calcinadas o que así lo requieren a través de la reforestación.

Este proyecto nació en 2015 tras un terrible incendios que devoró gran parte de la montaña alicantina en Pego. Desde entonces, llevamos a cabo, junto a Hidraqua, Hidralia, Hidrogea, Aquona, Aguas de Aviles y Viaqua, una serie de actuaciones en diferentes partes de nuestra geografía con el objetivo de plantar árboles que ayuden a recuperar el paisaje.

Hasta el momento hemos plantado más de 12.000 árboles con los que estimamos compensar cerca de 800 toneladas de CO2. Este proyecto nos ha valido para que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico nos reconozca con el triple sello ‘Calculo + Reduzco + Compenso’ por tercer año consecutivo. Esta distinción es un reconocimiento a nuestra labor por reducir la huella de carbono, su cálculo y la compensación de CO2.

“Una labor que continua porque la lucha contra el cambio climático debe ser incesante” afirma Fernández-Aceytuno. Porque cada una de nuestras acciones cuentan para construir un planeta más verde y sano.

¿Por qué es importante celebrar el Día contra el Cambio Climático?

El cambio climático es ya una realidad. Los cambios en el clima, el aumento del nivel del mar y la proliferación de eventos climáticos extremos son solo algunos de los efectos que están provocando en el planeta.

La actividad humana no hace más que contribuir a esta alarmante situación. Al aumentar los niveles de contaminación en el mundo también se aceleran los parámetros climáticos globales. Por esta razón, tomar medidas que contribuyan a revertir esta situación es ya una prioridad. Ante este contexto se decidió celebrar cada 24 de octubre el Día del Cambio Climático.

Día Internacional del Cambio Climático

Las previsiones en materia climática y ambiental son poco alentadoras. El último informe elaborado por la  Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte de que si no tomamos medidas más drásticas para hacer frente a la emergencia climática, la temperatura global de la Tierra seguirá al alza. Un ejemplo de esto es que el 2020 fue uno de los tres años más cálidos jamás registrados por la OMM. Gran parte de la culpa de esta situación la tienen las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes, principalmente, de los combustibles fósiles.

Fue el Acuerdo de París donde se establecieron los límites que ayudarían a los países a reducir estas emisiones. Pero, lo cierto es que estos ya se quedan cortos y en pleno año 2021 es necesario redoblar esfuerzos para evitar un desastre climático irreversible.

Ante esta situación es importante movilizar y sensibilizar a millones de personas sobre los efectos que produce el cambio climático en la Tierra y el grave peligro que conllevan. Tomar conciencia es el primer paso para atajar el problema. Porque solo si todos aportamos nuestro granito de arena lograremos proteger y conservar nuestra naturaleza.

¡Feliz Día Internacional contra el Cambio Climático!