Lo que nuestros desechos tardan en degradarse

¿Cuánto tiempo transcurre hasta que se degradan los desechos que generamos? Averígualo en este vídeo.

La degradación de los desechos de la basura es uno de los mayores problemas de contaminación medioambientales actuales. Por ello el reciclaje resulta un acto indispensable a día de hoy, especialmente los plásticos, que se acumulan por millones de toneladas. Os dejamos con el tiempo que tardan diferentes materiales en degradarse del todo.

  • Las botellas de vidrio son los desechos que más tardan en desaparecer, unos 4.000 años, aproximadamente.
  • El cristal es 100% reciclable, por eso debemos depositarlo en el contenedor correcto.
  • Las pilas tardan en degradarse entre 500 y 1.000 años. El mercurio que contienen puede contaminar hasta 6.000 litros de agua.
  • Se necesitan 150 años para que una bolsa de plástico se degrade y una botella desaparece en 1.000 años.
  • Las toallitas húmedas tardan 100 años en degradarse; los bastoncillos, 300 años; y las compresas, entre 200 y 300 años.

¡Reciclemos estos materiales correctamente siempre que sea posible y sustituyámoslos por otros biodegradables!

La degradación más problemática: los desechos plásticos

La contaminación plástica es la acumulación de objetos y partículas de plástico (por ejemplo, botellas de plástico, bolsas y microperlas) en el medioambiente que afecta negativamente a la vida silvestre, el hábitat de la vida silvestre y los seres humanos. Los desechos plásticos que actúan como contaminantes se clasifican en micro, meso o macroescombros, según su tamaño.

Los plásticos son económicos y duraderos y, como resultado, los niveles de producción de plástico por parte de los seres humanos son altos. Sin embargo, la estructura química de la mayoría de los plásticos los hace resistentes a muchos procesos naturales de degradación y, como resultado, tardan en degradarse. Juntos, estos dos factores han llevado a una alta prominencia de la contaminación plástica en el medio ambiente.

La contaminación plástica puede afectar la tierra, las vías fluviales y los océanos. Se estima que entre 1,1 y 8,8 millones de toneladas de desechos plásticos ingresan al océano desde las comunidades costeras cada año. Se estima que hay un stock de 86 millones de toneladas de desechos marinos plásticos en el océano mundial a fines de 2013, con el supuesto de que el 1,4% de los plásticos mundiales producidos entre 1950 y 2013 ingresaron al océano y se acumularon allí.

Los organismos vivos, en particular los animales marinos, pueden resultar dañados por efectos mecánicos, como el enredo en objetos plásticos, problemas relacionados con la ingestión de desechos plásticos o por la exposición a sustancias químicas dentro de los plásticos que interfieren con su fisiología. Los efectos en los seres humanos incluyen la alteración de varios mecanismos hormonales.

La actualidad es aterradora

A partir de 2018, cada año se producen alrededor de 380 millones de toneladas de plástico en todo el mundo. Desde la década de 1950 hasta 2018, se estima que se han producido 6.300 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, de las cuales se estima que el 9% se ha reciclado y otro 12% se ha incinerado. Esta gran cantidad de desechos plásticos ingresa al medio ambiente, y los estudios sugieren que los cuerpos del 90% de las aves marinas contienen desechos plásticos.

En algunas áreas se han realizado esfuerzos importantes para reducir la prominencia de la contaminación plástica al aire libre, mediante la reducción del consumo de plástico, la limpieza de basura y la promoción del reciclaje de plástico. A partir de 2020, la masa mundial de plástico producido excede la biomasa de todos los animales terrestres y marinos combinados.

Algunos investigadores sugieren que para 2050 podría haber más plástico que peces en los océanos por peso.

Procesos de reciclaje de plásticos, según su tipo

El reciclaje es diferente para cada tipo de plástico. Entender los procesos de reciclaje de plásticos es útil para tomar decisiones conscientes sobre el consumo doméstico o industrial. Estos son los principales procesos de reciclaje:

  • Reciclaje mecánico. Se cortan las piezas de plástico en pequeños granos y se tratan de forma posterior.
  • Reciclaje químico. Se degradan los materiales plásticos a través del calor para conseguir moléculas simples, a partir de las cuales obtener otros tipos de plásticos o combustibles.
  • Reciclaje energético. Convierte el plástico para un aprovechamiento energético.

Una categorización más exhaustiva de los desechos plásticos, aquí.