Técnicas para afrontar el coronavirus con niños en casa

El coronavirus, y el confinamiento resultante, ha trastornado la vida de todos, y los niños no son la excepción. Como padres, es normal preguntarse cómo podemos ayudarlos a afrontar esta situación nueva de la mejor manera posible. Te ayudamos con estas sugerencias prácticas.

La pandemia mundial del coronavirus nos ha cogido por sorpresa, y esto incluye a los más pequeños del hogar. Estar encerrados en sus casas no es fácil para ellos. ¿Cómo puedes enfrentar el coronavirus con niños en casa? Conoce algunas claves:

1. El coronavirus con niños en casa no es la mejor mezcla, pero hay que establecer una rutina clara

Aconsejamos elaborar un horario con actividades específicas para los niños. Por ejemplo, puedes indicarles que todas las mañanas dediquen dos horas a estudiar o realizar ciertas tareas relacionadas con sus materias escolares. Al mismo tiempo, se podría fijar otro horario por la tarde para actividades artísticas, como dibujar, pintar, leer o tocar un instrumento.

La rutina también puede incluir un rato para “estar” con sus amigos. Aunque la convivencia social con los compañeros de clase o vecinos no es posible en este momento, la tecnología ofrece alternativas. Los hijos pueden relacionarse con otros jóvenes mediante las redes sociales y aplicaciones de videoconferencia, o divertirse con videojuegos. A pesar del coronavirus con niños en casa, estos pueden realizar muchas actividades de manera más o menos normal.

El confinamiento en casa por el coronavirus es también la oportunidad ideal para dedicar más tiempo a la familia. Generalmente, las actividades laborales limitan en gran manera el tiempo que podemos estar con los hijos. Pues bien, de esta situación puede salir algo bueno. Si es posible, todos los días, a la misma hora, los miembros de la casa deberían reunirse para ver una película, divertirse con un juego de mesa o simplemente conversar.

Cómo afrontar el coronavirus con niños en casa

2. Procurarles actividades físicas

Dentro de pasar el coronavirus con niños en casa, la falta de actividad física es lo que más les puede alterar. Los niños están acostumbrados a correr, saltar y practicar deportes, cosas que difícilmente podrán hacer libremente dentro de la casa. No poder llevarlo al parque es una desventaja, pero todavía está el jardín o la terraza.

¿No cuentas con espacios adecuados para que los niños jueguen al aire libre? Eso limita un poco las opciones. Aun así, es necesario asegurarse de que realicen alguna actividad física; su desarrollo y salud están de por medio. Tal vez podamos habilitar una habitación dentro de casa para que jueguen, retirando temporalmente algunos muebles y objetos frágiles. Otra posibilidad es que realicen ciertas rutinas de ejercicio acordes a su edad.

3. Inculcarles buenos hábitos de higiene 

A muchos padres les cuesta convencer a sus hijos de que se laven las manos antes de comer y después de ir al cuarto de baño, se den una ducha, que hagan la limpieza de su habitación o ayuden con el aseo del hogar. Pues bien, el coronavirus con niños en casa se presenta como una oportunidad inmejorable para enseñarles a cultivar hábitos positivos y hacer un uso responsable del agua que puede ayudarles en un futuro.

Podemos decirles que las medidas higiénicas son clave para combatir esta pandemia y poder terminar con este confinamiento, y que la mejor manera de protegerse del virus consiste en mantener el cuerpo y la casa limpios. Al hablar con los hijos, hay que elegir palabras que puedan comprender y evitar caer en el fatalismo.

Los especialistas han insistido mucho en la importancia del lavado de manos correcto, y la manera ideal de cubrirse al toser o estornudar. Esto es algo que debemos practicar con los niños, una y otra vez si es necesario.

4. Enseñar a los niños a ser resilientes respecto al coronavirus

Para superar esta crisis del coronavirus con niños en casa hay que enseñarles a desarrollar una capacidad clave en este tipo de situaciones: la resiliencia; es decir, la capacidad de adaptarse de manera positiva a escenarios adversos. A causa de la epidemia de coronavirus, es posible que nos hayamos quedado sin trabajo, que los ingresos hayan disminuido o que haya aumentado el precio de algunas cosas.

Aunque no queremos hacer o decir algo que asuste a los pequeños o afecte su desarrollo emocional, sí podemos decirles que necesitamos la colaboración de toda la familia. Es increíble lo bien que responden la mayoría de los niños cuando se les habla con el corazón, pidiéndoles ayuda. Algunos llegan a realizar gestos inesperados y a la vez conmovedores, como colaborar en el ahorro familiar.

Si felicitamos a los hijos cada vez que hacen algo de forma altruista y agradecemos su apoyo, se sentirán motivados a seguir haciendo lo correcto. Y eso, en vez de ocasionarles algún trauma psicológico, reforzará su autoestima y contribuirá a que se conviertan en adultos maduros y productivos. De vez en cuando podríamos consentirlos, sobre todo si han mostrado una buena actitud. Tal vez podamos comprarles algo que les gusta o prepararles su comida o postre favorito.

Afrontar con éxito el coronavirus con niños en casa es posible. De hecho, pueden sacarse cosas muy positivas de esta experiencia.