Fundación Aquae > Corazón artificial

Corazón artificial

Abrí mis ojos y respiré profundo, sentí de nuevo la vida fluyendo en mí ser, ya no tenía esa presión que me ahogaba. Miré hacia afuera por la ventana y no era mi pueblito, pero el cielo era el mismo, siempre adornado por las nubes que toman forma de animalitos.  Dicen que tengo un corazón artificial llamado TAH, eso no importa con tal que siga haciendo tah, tah, tah, y yo pueda vivir, a pesar de que es artificial, el amor que te tengo  mamá sigue siendo real.

G. Alejandro Viscarra Pastén