Galería

Uxía emprende un negocio bajo la cama

Uxía emprende un negocio bajo la cama

Autor: Andreia Costas Otero

–¡El agua, no me quitéis el agua! –gritó nuestra hija entre sollozos. Recogimos los cristales del dormitorio y vaciamos el resto sobre las cebollas de la huerta. Uxía la había guardado en distintos recipientes y propagado por internet. Dijo que la atesoraba por ser muy demanda, más que el oro. Como parte de la nueva corporación, después de la moción de censura, nos avergonzamos de haber votado a favor del lavado diario de calles. Habíamos contado con el beneplácito popular y el consenso municipal. ¿Cuál sería la respuesta si preguntásemos al Planeta?

0
Votos
123
Vistas
11 Months
de su publicación

Finished since 338 days, 18 hours and 40 minutes.