Galería

Ironía inmortal

Ironía inmortal

Autor: Federico César Farías

Greta y su equipo dedicaron miles y miles de horas en transferir un cerebro a una computadora. El proceso, si bien era exitoso, tenía un alto costo: el daño en la matriz biológica era total. Podían transferir la totalidad del conocimiento, incluso la consciencia, a los servidores; pero les era imposible volver todo a un nuevo cerebro. Los años pasaron y las primeras pruebas en animales funcionaron, entusiasmando al equipo. Era hora de probar en humanos. Greta insistió en ser la primera, creía que el proceso era perfecto. Y lo fue, al menos hasta el corte de luz.

2
Votos
91
Vistas
6 Months
de su publicación

Finished since 205 days, 4 hours and 48 minutes.