Galería

UN CIELO DE CONOCIMIENTOS

UN CIELO DE CONOCIMIENTOS

El día con su bullicioso resplandor espeja nuestro cielo, impidiendo ver más allá de nosotros mismos. Como si fuera una ventana, en el día nos sentamos a mirar ese celeste, que solo nos refleja nuestra propia introspección. Pero es en la noche donde el vidrio se vuelve cristalino, donde el espejismo desaparece y nos vemos inmersos en la basta realidad. Solo en las noches cuando nada puede bloquear la vista, es que logramos ver más allá. Entonces ¿Es el cielo un techo o una ventana? Ambas... porque solo los valientes se atreven a mirar.

Nick: GiNovack

138
Votos
216
Vistas
6 Days
de su publicación