Galería

Viaje cuántico

Viaje cuántico

Se introdujo en el transportador cuántico en Tokio y en un instante se encontró en otra cabina idéntica, en medio de las calles de París. Su viaje duró segundos, pero en esa eternidad todas las partículas que la formaban se intercambiaron con la materia que recorría el espacio infinito. Esa noche la mujer soñaría con la explosión de una estrella o con el placer de volar como una mosca. Eran los efectos secundarios leves de la tele-transportación; los graves podían ser aparecer con una extremidad de menos, con un cerebro impropio, o en casos mas raros perderse en el camino.

Nick: Eclud

2
Votos
35
Vistas
12 Days
de su publicación