Galería

El mono y sus bananas

El mono y sus bananas

Fui preso por culpa del maldito mono que, empecinado en hartarse de mis bananas, encendió la térmica de la casa al saltar el muro, achicharrándose el electricista que hacía una reparación. Por este suceso me dieron 20 años de prisión. Luchando por liberar mi mente de la envidia contenida, a sabiendas de que el mono era libre, desarrollé un método científico con el cual cambié la polaridad de mis pensamientos. Fue fácil entonces convertirme en mono y comerme los barrotes, transformados en gustosas bananas. Gracias a este método obtuve el Nobel en medicina, dentro del campo de la psiquiatría.

Nick: El Joven Misterioso

67
Votos
130
Vistas
8 Days
de su publicación