Galería

Encendido

Encendido

Listo, la última pieza. Anka atornilló y protegió sus ojos de las chispas que saltaron. Se limpió el sudor de la frente y tomó aire. Por fin, después de años de trabajo, estaba terminado. El humanoide frente a él, reconstruido pieza a pieza, era una reliquia; había existido milenios atrás, cuando los humanos lograron darle inteligencia a las máquinas, lo que los habría llevado a la extinción. Anka, luego de extraer cada pedazo desde el océano y recomponerlo, estaba listo para apretar el botón de encendido. Click. Esperó. Los ojos del robot se encendieron. Se tornaron rojos como brasas.

Nick: brie

1
Votos
35
Vistas
14 Days
de su publicación