Galería

Las apariencias engañan

Las apariencias engañan

Aquel domingo sonó mi móvil, era mi director de tesis: Beatriz tienes que terminar el artículo esta semana, han adelantado el congreso. Tras colgar la llamada aparté mi novela y me dispuse a finalizarlo. Al día siguiente me cité con mi director y le entregué el artículo: me felicitó por tan excelente trabajo. Él lo publicaría. Pasaron dos meses y una compañera me dijo que habían seleccionado un artículo de nuestro departamento. Comprobé que se trataba de mi artículo, lloré de emoción pero no podía creer lo que estaba viendo, no aparecía yo como autora sino mi director de tesis.

Nick: Franfilos

1
Votos
25
Vistas
19 Days
de su publicación