Galería

IMPRUDENCIA SENIL

IMPRUDENCIA SENIL

Se escucha ese "piiii" infinito, tan irracional, tan tecnológico, con el que avisa el frigorífico de que se ha quedado abierto. Entre sueños interpreto el mensaje: seguro que el abuelo se ha vuelto a desvelar y se ha atracado de yogures otra noche. Me levanto y la cierro. No hay quien lo controle desde que se enteró de que los yogures de esa marca eran buenos para la flora intestinal. Voy a su habitación a ver cómo está. La autopsia revelará si el nivel de bífidus en sangre era mortal o no.

Nick: PEPA PIG

0
Votos
32
Vistas
16 Days
de su publicación