Galería

POM

POM

Pom. Esa era la única sílaba que era capaz de articular. Con ella intentaba responder a amigos, familiares y médicos: pom pom pom. Era un hombre-bombo andante. Maldita afasia... Todo está en la cabeza y a él ya no le funcionaba una parte. “¿Cómo vivir sin hablar?” Esa noche se acostó llorando. No se levantó hasta tres días después, con una sonrisa. “Mi salvación será la música: las historias que cuenta cada canción, las matemáticas que pueblan sus armonías. Podré hablar de ciencia y amor sin decir una palabra.” Desde entonces, melodías comunes y extraordinarias poblaron de vida sus pom.

Nick: ARSARU

1
Votos
36
Vistas
18 Days
de su publicación