Galería

La cosa se puso fea

La cosa se puso fea

Lo hemos adoptado como un hijo más, sin preocuparnos del pedigrí. Al principio todo iba a las mil maravillas: acompañaba a los niños al cole y de vuelta me traía el periódico; incluso colaboraba en algunas tareas propias del hogar. Pero desde aquel cortocircuito, nuestro perro-robot hace cosas muy raras: ayer, por ejemplo, vació el cesto de la ropa sucia en el lavavajillas, y hoy, a la salida del cole, ha llevado los niños al Night Club The Queen. Han llamado a mi mujer para recogerlos y yo, sumido en una tormenta de ideas, busco la justificación menos traumática posible.

Nick: Ahab

68
Votos
168
Vistas
24 Days
de su publicación