Consejos del agua

Clasificación de los tipos de plásticos

El plástico es uno de los objetos más contaminantes y debe ser reciclado o reutilizado siempre que sea posible. Su presencia en nuestros suelos y aguas es un elemento contaminante para el medio ambiente y peligroso para la salud de los seres vivos. Te compartimos los tipos de plásticos existentes para conocerlos mejor y mejorar su reciclaje.

Es importante saber que hay diferentes tipos de plásticos, porque el impacto que tienen en el medio ambiente depende del material en el que hayan sido producidos. Del mismo modo, no todos los plásticos son igual de reciclables ni de dañinos.

El Código de Identificación de la Resina es un sistema utilizado de manera internacional en el sector industrial para diferenciar la composición de las resinas en los productos plásticos de uso diario. Se trata de siete números que se encuentran en los diferentes tipos de plásticos y que marcan su nivel de toxicidad.

Los números se integran dentro del triángulo de Möbius (símbolo universal del reciclaje). Así, el 1 y el 7 indican que debe usarse con precaución en su reciclado. El 2, 4 y 5 marcan que es material seguro. Mientras que el 3 y el 6 son señalados como material dañino.

Los 7 tipos de plásticos

Por lo tanto, se han determinado seis tipos de plásticos específicos que los organizan según sus características. Y una séptima en la que se incluyen otros plásticos de los que no se tiene total información sobre su composición, o bien los elementos que lo constituyen no pueden incluirse en ninguna de las otras categorías.

Tipos de plásticos: clasificación

Estos siete tipos de plástico son:

  1. PET (tereftalato de polietileno). Muy barato de reciclar, y totalmente reciclable. Tiene un alto nivel de transparencia e impide la entrada de oxígeno, de ahí que sea el preferido para botellas de agua y refrescos. Gracias a los procesos de reciclaje puede generar un plástico de igual o mejor calidad.
  2. PEAD o HDPE (polietileno de alta densidad). De los más usados en la cotidianidad. Es poco opaco y resiste altas temperaturas, por lo que es muy resistente. Se usa para recipientes de productos de limpieza, botellas de cremas o de leche. Es un plástico muy maleable y versátil. Tras su reciclado puede ser reutilizado para todo tipo de elementos como contenedores de reciclaje, otras botellas y envases de comida, macetas…
  3. PVC (policloruro de vinilo). Muy difícil de reciclar, está considerado por muchos expertos como el plástico más peligroso que existe debido a su proceso de fabricación. Es muy ligero, resistente y duradero, con alta tolerancia al fuego y permeabilidad alta. Se utiliza mucho en la construcción, productos médicos, calzados… Solo puede ser reciclado de manera industrial. Sus efectos son muy contaminantes, por lo que muchas empresas que lo usaban están buscando otras alternativas.
  4. LDPE o PEBD (polietileno de baja densidad). Muy elástico, duro y transparente. Se produce a través del gas natural y es muy barato, de ahí su amplio uso frente a otros tipos de plásticos. Por ejemplo, para las bolsas de plástico, aislantes de cables, papel film… Una vez reciclado, se puede volver a usar para los mismos objetos.
  5. PP (polipropileno). Muy resistente al calor, pero no es flexible. Se encuentra en tapas de envases, envoltorios, utensilios de cocina, recipientes… Se puede someter a procesos de reciclado.
  6. PS (poliestireno). Muy buen aislante y resistente, muy usado en la construcción y en elementos como las duchas, espuma aislante, tubos de ensayo… Su reciclado es costoso dado que debe transformarse a través del calor.
  7. Otros plásticos. Sus componentes no se conocen del todo, por lo que no pueden reciclarse y eso hace de ellos un tipo de plástico muy contaminante. También algunos que tienen una composición mixta. Se usan para los discos compactos, recipientes de embutidos, envases de pasta dentífrica, platos para cocinar en el microondas…

Procesos de reciclaje (H3)

El reciclaje de estos tipos de plástico es variable de unos a otros. Conocerlos ayuda a saber qué hacer con ellos una vez se hayan usado y dónde depositarlos para que formen parte, aquellos que lo permiten, de uno de los procesos de reciclaje:

  • Reciclaje mecánico. Se cortan las piezas de plástico en pequeños granos y se tratan de forma posterior.
  • Reciclaje químico. Se degradan los materiales plásticos a través del calor para conseguir moléculas simples, a partir de las cuales obtener otros tipos de plásticos o combustibles.
  • Reciclaje energético. Convierte el plástico para un aprovechamiento energético.

 



configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: