Morenas, la pesadilla nocturna de los mares

Los Murénidos son una especie de pez que habita en aguas tropicales que descansa por el día pero, por la noche, sale a cazar a sus presas que suelen ser otros peces. Su gran variedad de colores es una de sus características más representativas.

Existen alrededor de más de 200 especies de Murénidos que varían en su forma y color. La mayoría presenta un cuerpo alargado que nos hace recordar a una especie de serpiente marina e incluso a una anguila.

Características de las morenas

Las morenas son una especie de pez que no tiene escamas, pero su piel es gruesa y dura. En su cabeza destacan sus pequeños ojos, su gran boca y un hocico alargado que sobresale respecto al resto del cráneo. Además, no poseen ni aleta pectoral ni pélvica, de manera que tan solo cuentan con una única alerta dorsal que nace en su cabeza y recorre todo su cuerpo hasta la cola.

Algunas de estas serpientes marinas suelen llegar a medir hasta 4 metros. Es el caso de la morena Gymnothorax javanicus que suele pesar cerca de los 30 kilos. La especie más pequeña de morenas es la Anarchias Leucurus con una longitud de tan solo 11 centímetros.

Además de ser de gran tamaño, las morenas están constantemente abriendo y cerrando la boca, lo que se debe a la necesidad de bombear agua continuamente para respirar.

Una de las peculiaridades de las morenas es la gran variedad de colores que pueden poseer en función de su especie. Estos van desde el gris, amarillo, marrón e incluso azul o naranja que sumado a sus manchas, rayas u otros patrones les permiten pasar desapercibidas ante los ojos de sus depredadores.

Su ancha mandíbula cuenta con unos grandes dientes que usan para agarrar y retener a sus presas. Otra de las características de las morenas es que son la única especie animal que utiliza su segunda mandíbula, denominada mandíbula faríngea, para capturar y retener a aquellas presas más escurridizas.

Algunas especies de morenas segregan una mucosa venenos a través de su piel sin escamas que utilizan como mecanismo de defensa, sobre todo cuando se sienten amenazadas.

¿Qué comen los murénidos?

Las morenas son especies solitarias y territoriales que aprovechan la oscuridad de la noche para cazar. Son una especie marina carnívora y depredadora que se alimenta de otros peces, moluscos como el calamar y crustáceos como el cangrejo.

Las morenas son especies solitarias y territoriales

Durante el día permanecen en sus escondites entre grietas y agujeros en las rocas. Al pasar escondida la mayor parte de tiempo, le permite pasar desapercibidas para la mayoría de sus depredadores como el mejor, la barracuda o el tiburón.

Hábitat de las morenas

Las morenas suelen habitar en aguas profundas y poco profundas especialmente tropicales. Puede verse también en aguas frías, pero cuando se hallan en este tipo de aguas suele permanecer escondida entre grietas la mayor parte del tiempo.

Los arrecifes de coral son el lugar perfecto para las morenas y donde mayor población de ellas existe.  Además, algunas subespecies de morenas se pueden encontrar en aguas dulces.