El Galápago leproso, una tortuga longeva de agua dulce

El galápago leproso (Mauremys leprosa) es una especie de galápago semiacuático de la familia Geoemydidae. Nos encontramos ante la tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica junto a Emys orbicularis, común sobre todo en el sur de España. Una de sus principales características es que, pese a ser una gran nadadora, le encanta tomar el sol.

Al Mauremys leprosa, o Galápago Leproso, se le conoce con este nombre por dos razones: por vivir en aguas dulces y por las verrugas de su espalda. Posee un caparazón ovalado y aplanado de tonos que varían entre pardos y verdoso. Su peto, la parte de debajo del galápago, es rígido y de color amarillo con manchas marrones oscuras.

Mide solo un palmo de nuestra mano (entre 100 y 180 mm de longitud) pero es capaz de abrirse paso no solo por el agua, sino por el tiempo, llegando a vivir 30 años. Nos encontramos, sin duda, ante una tortuga longeva de agua dulce, con un aspecto desgastado y sucio que presenta dimorfismo sexual. Cuenta con una cabeza grande, alargada y recubierta de piel lisa, y es a partir del cuello cuando la piel se vuelve más rugosa.

A diferencia de otras especies, los machos son más pequeños que las hembras pero tienen más largas tanto las uñas de las patas delanteras como la cola. Además, los machos presentan un plastrón de aspecto cóncavo (zona inferior del caparazón), mientras que el de las hembras es plano.

¿Dónde vive el galápago leproso?

A pesar de vivir en las profundidades de las lagunas y las charcas, donde la vegetación parece un bosque sumergido, al galápago le gusta tomar el sol en la orilla del agua. De este modo regulan la temperatura corporal para zambullirse, una vez secas, nuevamente en el agua. Aunque la primera impresión viendo su comportamiento sea justo la contraria, estas tortugas son grandes nadadoras.

Durante el invierno se pueden encontrar ejemplares enterrados en el barro. Por norma general hibernan durante la temporada invernal (de noviembre a febrero). Se considera una especie vulnerable debido a la transformación de sus hábitats, la contaminación de los ríos y lagos en zonas industriales y agrícolas.

Su distribución por la Península tiene lugar sobre todo por la zona sur y no requieren de vegetación de ribera para sobrevivir. Es la tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica junto a Emys orbicularis.

¿Qué come esta tortuga longeva de agua dulce y cómo se reproduce?

El galápago leproso es una especie omnívora. Sin embargo, puede considerarse carnívora en sus primeros años de vida. Esto se debe a que los más jóvenes requieren de una mayor cantidad de proteínas para desarrollarse, por lo que su dieta se compone a base de ranas, insectos, gusanos y pequeños peces. Así, durante el día, además de tomar el sol, buscan presas con las que alimentarse

A partir de los tres años, adoptan una alimentación eminentemente herbívora. Entre sus depredadores se encuentran las garzas, cigüeñas, cuervos, zorros o jabalíes.

Por otra parte, el cortejo se desarrolla bajo el agua entre los meses de marzo y julio y en él los machos nadan alrededor de las hembras. La puesta no tiene lugar hasta pasados prácticamente dos meses desde ese momento y se produce en la tierra, donde la hembra prepara un hoyo en el que depositará los huevos. Estos no eclosionan hasta transcurridos más de 80 días.