Campo de hielo Patagónico Sur entre Chile y Argentina

El campo de hielo Patagónico Sur es una gran extensión de hielos continentales situada en los Andes patagónicos, en la frontera entre Argentina y Chile. Es denominado hielo continental patagónico en Argentina y campo de hielo sur en Chile, para diferenciarlo del campo de hielo norte.

El Campo de Hielo Patagónico Sur está ubicado en los Andes Patagónicos Sur entre Chile y Argentina. Es el segundo campo de hielo extrapolar contiguo más grande del mundo. Es la más grande de las dos partes remanentes de la capa de hielo patagónica. Este cubrió todo el sur de Chile durante el último período glacial, llamado localmente glaciación Llanquihue.


Fotografía: NASA / Dominio Público

Geografía del Campo de Hielo Patagónico Sur

Se extiende por aproximadamente 350 kilómetros, y tiene un área de 12,363 km2, de los cuales aproximadamente 9,700 km2 se encuentran dentro de Chile y 2.500 km2 dentro de Argentina.

La masa de hielo alimenta decenas de glaciares de la zona, entre los que se encuentran el Upsala (765 km2), Viedma (978 km2) y Perito Moreno (258 km2) en el Parque Nacional Los Glaciares en Argentina, y el Glaciar Pío XI o Glaciar Bruggen. (1.265 km2, la mayor en área y más larga del hemisferio sur fuera de la Antártida), O’Higgins (820 km2), Gray (270 km2) y Tyndall (331 km2) en Chile. Los glaciares que van hacia el oeste desembocan en los fiordos de los canales patagónicos del Océano Pacífico; las que van hacia el Este desembocan en los lagos patagónicos Viedma y Argentino, y eventualmente, a través de los ríos de la Leona y Santa Cruz, hasta el Océano Atlántico.

Una parte importante del campo de hielo está protegida por diferentes parques nacionales, como el Bernardo O’Higgins y Torres del Paine en Chile, y el mencionado Los Glaciares en Argentina. Hay dos volcanes conocidos bajo el campo de hielo; Lautaro y Viedma. Debido a su inaccesibilidad, se encuentran entre los volcanes menos investigados de Chile y Argentina.

Historia

Las exploraciones exhaustivas incluyen las expediciones de Federico Reichert (1913-1914), Alberto de Agostini (1931) y Harold William Tilman y Jorge Quinteros (1955-1956); así como Eric Shipton (1960-1961). El primer cruce (Norte-Sur) del campo lo realizaron en 1998 Pablo Besser, Mauricio Rojas, José Montt y Rodrigo Fica. Sin embargo, algunas áreas del campo permanecen en gran parte inexploradas.

Desde el aire, la exploración inicial se relializó en 1928–29 por Gunther Plüschow, que da nombre a un glaciar. Se estudió  más a fondo en 1943 mediante fotografías aéreas que se realizaron por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos a pedido del gobierno chileno.

Límite

Cincuenta kilómetros de la frontera entre Chile y Argentina, entre el monte Fitz Roy y el cerro Murallón, permanecen indefinidos en el campo de hielo.

Esta sección del Campo de Hielo Patagónico Sur de la frontera es el último problema fronterizo restante entre Chile y Argentina. El 1 de agosto de 1991 los gobiernos de Chile y Argentina acordaron un límite, pero el acuerdo nunca se ratificó por el parlamento argentino.

Posteriormente, en 1998, ambos gobiernos acordaron que la línea correría a lo largo de los picos altos y la cuenca (como se especifica en su tratado de 1941) hacia el norte desde Cerro Murallón hasta un punto en una línea de latitud al oeste de la “Sección B” que se especifica en el acuerdo de 1998 a pocos kilómetros al suroeste del monte.

Sin embargo, también acordaron que la demarcación final y la ubicación exacta de la línea esperarían hasta que se complete un mapa detallado a escala 1: 50,000 del área y más negociaciones. Hasta la fecha, esta sección sigue siendo la sección límite final no concluida y un irritante ocasional en las relaciones Argentina-Chile.

Controversia respecto al Campo de Hielo Patagónico Sur

En 2006, el Instituto Geográfico Militar de Argentina editó un mapa sin una nota sobre la frontera no definida. Sin embargo mostró los reclamos argentinos como la frontera oficial. Después de las protestas diplomáticas chilenas, el gobierno argentino retiró el mapa. Instó a Chile a agilizar la demarcación de la frontera internacional que ya había sido establecida por ambos países en el tratado de 1881. Sin embargo, muchos en Chile consideran que la frontera fue establecida por el “Laudo de 1902”, que fue un acuerdo firmado “a perpetuidad” por ambos países bajo la tutela británica.

El mapa publicado por la Corona Británica, como parte de la documentación del “Laudo de 1902”, ilustra una clara línea de demarcación (desde el Fitz Roy hasta el Stokes) hacia el este de los Campos de Hielo Patagónico Sur dejando la mayor parte del territorio en cuestión en el lado chileno. Esa es la cartografía utilizada por muchos editores de mapas internacionales durante muchas décadas. Pero desde 2007, algunos mapas internacionales nuevos muestran el reclamo argentino como la línea fronteriza.

En enero de 2008, técnicos de ambos países iniciaron la demarcación definitiva de la frontera.