Fundación Aquae > ¿Qué cielo hace hoy?

¿Qué cielo hace hoy?

26/10/2016 - Blog - Roberta Bosco y Stefano Caldana
En una zona peatonal de la calle principal de Ljubljana (Eslovenia), ciudad elegida en 2016 como capital verde de Europa por su destacada conciencia ambiental, ha aparecido un monolito opalescente.
Compartir en

fundacion_aquae-blog-cielo_hoy

El singular objeto, que evoca una entidad alienígena y también el mismísimo monolito de Una odisea en el espacio de Stanley Kubrick, es a la vez un monumento dedicado al color azul del cielo y un dispositivo que se encarga de monitorear la calidad del aire.

fundacion_aquae-blog-robeta
The Cyanometer de Martin Bricelj Baraga. Photo © Iztok Medja

Bautizada The Cyanometer, esta escultura pública del artista esloveno Martin Bricelj Baraga es también un elaborado instrumento científico, inspirado en el homónimo dispositivo concebido en 1789 por el científico y físico Horace-Bénedict de Saussure. Especializado en geología, física y topografía de los Alpes, el naturalista suizo realizó distintas investigaciones sobre los fenómenos atmosféricos y concibió “el cianómetro” como una sencilla herramienta circular con 53 tonos de azul que permiten documentar sistemáticamente el color del cielo. Tras sus investigaciones De Saussure llegó a la conclusión que el azul del cielo se ve influenciado por la humedad y la cantidad de partículas en suspensión en el aire.

Ubicado de cara a los Alpes, al inicio de la Slovenska Road, una calle hasta hace poco atestada de tráfico que recientemente ha sido convertida en un esplendido paseo peatonal, The Cyanometer captura cada 15 minutos una instantánea del cielo y ofrece en tiempo real datos sobre la calidad del aire de la ciudad. “El sitio web del proyecto reúne todas las instantáneas realizadas y se puede considerar un calendario retrospectivo en el que se documentan los cambios del aire que nos rodea”, afirma Martin Bricelj Baraga.


CYANOMETER - A Monument to the Blueness of the Sky from MoTA - Museum of Transitory Art on Vimeo.

La mayoría de las funciones del dispositivo son accesibles desde la web del proyecto  y también físicamente en el centro de Ljubljana, donde la escultura pública di Bricelj funciona como el cianómetro original de Horace-Bénedict de Saussure. El monolito dispone de una ventana circular alrededor de la cual rueda una paleta con una amplia gama de azules para que el público pueda confrontarlos en tiempo real con el cielo para identificar el color que está observando.

Al mismo tiempo el dispositivo proporciona los datos relativos a la calidad del aire en colaboración con la Slovene Environmental Agency ARSO. A través de una escala de colores que oscilan entre el verde y el rojo The Cyanometer interpreta el nivel de calidad del aire y alerta sobre la presencia de contaminantes en tiempo real.

fundacion_aquae-blog-robeta2
The Cyanometer de Martin Bricelj Baraga. Photo © Iztok Medja

El índice de contaminación se actualiza cada hora y se calcula a partir de los valores de concentración de contaminantes individuales como las partículas disueltas en la atmósfera (PM10), el ozono (O3), el dióxido de nitrógeno (NO2), producido por las emisiones de los vehículos a motor y los generadores de calor doméstico y el dióxido de azufre (SO2), procedente en gran mayoría de las actividades industriales. De estética elegante y sencilla The Cyanometer pertenece a la serie Nonuments, unas futuristas y utópicas instalaciones para el espacio público concebidas por el artista esloveno. El dispositivo se basa en tecnología de código abierto y utiliza energía verde. Se podría definir así un organismo autosuficiente que se alimenta gracias a unos paneles solares y puede funcionar perfectamente en cualquier hábitat natural.

La escultura ecológica de Bricelj seguirá funcionando en Ljubliana hasta el 31 de diciembre de 2016, aunque no se excluye que pueda convertirse es una obra permanente.

Foto de cabecera: The Cyanometer de Martin Bricelj Baraga. Photo © Iztok Medja

 

Etiquetas:

Sobre el autor

Roberta es periodista especializada en arte contemporáneo y nuevos medios y Stefano en cultura digital. Son autores de El Arte en la Edad del Silicio, un espacio permanente dedicado al new media art en El País. Roberta es miembro habitual del jurado del Premio Diseña de Fundación Aquae.

 

Compartir en