Fundación Aquae > La ciudad ante los nuevos desafíos #resilienciaurbana

La ciudad ante los nuevos desafíos #resilienciaurbana

17/04/2015 - Blog - Guillermo Mas
Compartir en

La resiliencia es un término tan llamativo como poliédrico del que dependiendo del ámbito en el que nos encontremos, podemos encontrar multitud de acepciones. 


En mi caso, cuando estudiaba ingeniería, hablábamos de resiliencia aplicada a la resistencia de materiales, para referirnos a “la capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación”. Más tarde, aprendí que en psicología se define como “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. 


Sin embargo, este término tiene también una importantísima acepción urbana, que aplica directamente a los principales desafíos que afrontan nuestras ciudades. Desafíos, que yendo desde el cambio climático, a la desigualdad socioeconómica, pueden devenir en eventos que afecten directamente al desarrollo habitual de las actividades urbanas.



Trees cocooned in spiders webs after flooding in Sindh, Pakistan


Trees cocooned in spiders webs after flooding in Sindh, Pakistan” 


Acontecimientos tan sobrecogedores como los atentados de las Torres Gemelas (Nueva York, EEUU), el “Huracán Katrina” (Nueva Orleans, EEUU) o el “Tifón Yolanda” (Filipinas), ponen de manifiesto la extrema vulnerabilidad urbana y humana.


Además de por su capacidad de resistir o recuperarse ante las catástrofes, la resiliencia urbana debe entenderse como el conjunto de actividades necesarias para prevenir, planificar, cambiar, adaptarse y responder a las diferentes situaciones de crisis a las que las ciudades puedan verse sometidas.


Tratándose de un problema de extrema relevancia global, desde el año 2010, la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) impulsa la campaña “Desarrollando Ciudades Resilientes. 


Barcelona, sede mundial de las oficinas del City Resilience Profiling Programme


Como no podía ser de otra forma, Barcelona, ciudad vanguardista y de referencia en el ámbito del urbanismo, la tecnología y las Smart Cities, ha sido reconocida desde ONU-Habitat, como la sede mundial de las oficinas de su programa de resiliencia “City Resilience Profiling Programme, en el que participa junto a otras nueve ciudades.


Uno de los mejores ejemplos de las actuaciones preventivas llevadas a cabo por la ciudad, es la implementación de una red de depósitos de aguas fluviales con los que evitar las inundaciones en el espacio público y vertidos incontrolados en el litoral. 



Flooded marketplace


“Flooded marketplace” Charles Wiriawan


Además, desde finales de 2014, la ciudad también forma parte de la red de las 100 Ciudades Resilientes promovida por la Fundación Rockefeller, que valoró, sobre todo, el enfoque innovador de Barcelona. 


Por su incorporación a la red, la ciudad accede a herramientas para facilitar la toma de decisiones basadas en big data, que junto con la creación del Departamento de Resiliencia Urbana, tienen por objetivo principal la implicación y movilización de los ciudadanos. 


Y es que la participación ciudadana es un aspecto fundamental. Ejemplo de ello son las comunidades de transición, los huertos urbanos compartidos, el consumo colaborativo, etc. Iniciativas, que basadas en la satisfacción de las necesidades humanas, la sostenibilidad o la cooperación social, contribuyen a dinamizar, modificar y evolucionar el modelo de ciudad. 


 

Etiquetas:

Sobre el autor

Ingeniero y MBA, desarrollo mi labor profesional en el departamento de Business Development de Labaqua. Coordinador del portal www.i-ambiente.es.

 

Compartir en