Fundación Aquae > Diario de una joven con mucho talento

Diario de una joven con mucho talento

28/09/2017 - Blog - Rita Blasi
Rita Blasi, la finalista española del Stockholm Junior Water Prize 2017 comparte a modo de diario con los seguidores del blog de Fundación Aquae sus vivencias e impresiones tras participar en la final internacional de esta competición mundial sobre agua dirigida a jóvenes y que tuvo lugar en Estocolmo (Suecia) el pasado verano.
Compartir en

Sábado 26 de agosto. Ese fue el día que esperaba desde hacía meses, el día en que cogería el avión que me llevaría a la magnífica y monumental ciudad de Estocolmo. Llegué al aeropuerto después de un vuelo de 3,5 horas y allí me estaba esperando Marcus, un monitor del Stockholm International Water Institute (SIWI). Juntamente con dos finalistas más cogimos el Arlanda Express y caminamos hasta el Hotel Scandic Klara, donde nos hospedaríamos durante seis días.

Aquel día nos dieron la bienvenida los cinco monitores del SJWP (Ania, Amanda, Edward, Sandra y Marcus) y nos remarcaron que nos esperaban unos días llenos de diversión y de nuevas experiencias. Esa fue la primera vez que todos los finalistas nos veíamos las caras. ¡Eramos 33 países y 64 participantes!



Los siguientes dos días fueron unos días llenos de nervios y emociones. Eran los días de las presentaciones y preguntas del jurado. Se respiraba un ambiente lleno de compañerismo y apoyo. Nos deseábamos suerte los unos a los otros, nos preguntábamos constantemente cómo nos habían ido las presentaciones… En ningún momento sentí competitividad entre los finalistas, en ningún momento durante los seis días. Había algo que nos unía a todos, estábamos compartiendo los mismos sentimientos y sensaciones: nervios, emoción e ilusión. Hablando con mis compañeros, y ya en aquel momento amigos, coincidíamos en que el premio para todos nosotros era haber tenido la oportunidad de conocernos. El jurado fue muy amable, apreciaban mucho el trabajo que había detrás de nuestros proyectos y valoraban muy positivamente los resultados. Las preguntas por parte del jurado eran exigentes pero mostraban que realmente habían analizado nuestros trabajos al mínimo detalle.

Después de estos dos días tan intensos solo quedaba la diversión. Habíamos dejado atrás los nervios y estábamos muy ilusionados por lo que nos deparaban los siguientes días. Teníamos un horario lleno de actividades: bolera, visita a la empresa Xylem, Stockholm Water Symposium. Y nos esperaban los dos eventos más importantes: el Stockholm Junior Water Prize Ceremony y el Stockholm Water Prize Award Ceremony/Royal Banquet.



El martes 29 a las 13:30 estábamos todos ajetreados en nuestras habitaciones preparándonos y vistiéndonos para la ceremonia de entrega de premios. Todos los finalistas, con vestidos elegantes o tradicionales, nos dirigimos al Grand Hotel donde repasamos el protocolo de la salutación a la princesa y del acto. También estuvimos delante de nuestros pósteres explicando nuestros proyectos a todos aquellos asistentes interesados. Nos embargó la emoción en el momento de saludar a la Princesa Victoria y cuando se abrieron las puertas que daban al salón del evento. Un salón maravilloso dorado, lleno de luces y espejos. Al ritmo de la música bajamos las majestuosas escaleras, subimos al escenario y nos sentamos en nuestras mesas. Fue un acto maravilloso con actuaciones, discursos y la entrega de los premios. Los finalistas de Bangladesh recibieron el premio a la excelencia y los finalistas de USA el Stockholm Junior Water Prize. Después de la ceremonia tuvimos una fiesta en la que bailamos, cantamos y ¡nos lo pasamos en grande!



Nos quedaba el Royal Banquet en el City Hall. Fue una espléndida cena con actuaciones fantásticas. Todos nos quedamos boquiabiertos al contemplar la majestuosidad del evento. Fue un honor poder asistir. La verdad es que no todos los días puedes disfrutar de una velada tan elegante. Esa fue la última noche que pasamos juntos.

El día siguiente fue el día de las despedidas. Había finalistas que se iban por la mañana y otros por la tarde. Las lágrimas y los abrazos fueron los protagonistas ese día. Nadie quería decirle adiós a Estocolmo y a esa magnífica experiencia. Era difícil asumir que ya se había acabado.

Ha sido una experiencia única. Recomiendo y animo a todos aquellos que tengan la oportunidad a presentar sus proyectos al Stockholm Junior Water Prize. Un abrazo a todos.

Fundación Aquae apoya la celebración de la fase nacional de esta competición internacional, auspiciada por el Stockholm International Water Institute (SIWI). Más información en la sección de proyectos de Fundación Aquae.

 

Etiquetas:

Sobre el autor

Rita Blasi Alsina, del IES Gorgs (Cerdanyola del Vallès, Barcelona), fue la ganadora de la fase nacional del concurso Stockholm Junior Water Price por su trabajo "Las micro algas y los purines, una nueva fuente de recursos".

 

Compartir en