Fundación Aquae > Consejos para ahorrar energía eléctrica

Consejos para ahorrar energía eléctrica

10/01/2018 - Consejos del Agua
Con el comienzo del año, vuelve la posibilidad de que aumente la factura eléctrica de nuestros hogares, pero ahorrar energía es importante no sólo porque afecta a nuestro bolsillo, sino porque un mayor consumo afecta al medioambiente.
Compartir en

Estos son algunos consejos para ser más sostenible y ahorrar, gastando menos energía eléctrica:

1. Las luces de casa
Apaga las luces que no utilizas. Es sencillo acostumbrarse a apagar la luz cuando salgas de una habitación.
Usa lámparas de bajo consumo que consumen la quinta parte de la energía de una incandescente y recuerda que cuando no funcione más, hay que llevarlas a un punto de recolección y reciclado especifico para este tipo de lámparas.
Si es posible, usa lámparas LED. Consumen la décima parte de una lámpara incandescente y duran hasta 500 veces más.


2. Aparatos eléctricos

Apaga el ordenador por la noche, no lo dejes encendido ni en estand by.
No hace falta que dejes el teléfono móvil cargando toda la noche. Con unas horas es suficiente.
Desenchufa los artefactos que no estés usando. El 8% de la electricidad de tu hogar es consumida por aparatos en stand by. Esto es lo que se conoce comoconsumo vampiro.
Bajando el brillo de la pantalla del televisor reduces el consumo entre un 30% y un 50%.

3. Electrodomésticos
Compra electrodomésticos con etiqueta de eficiencia energética clase A.
Abre la nevera lo menos posible, regula el termostato a una temperatura intermedia y distribuye los alimentos de manera homogénea.
Descongela los alimentos con anticipación, pasándolos del congelador a la nevera. De esta manera ahorras energía ya que los mismos aportan frío al resto de los alimentos demorando el arranque del motor.
Baja la tempratura del calentador. A menudo, los fabricantes establecen la temperatura media del agua en unos 60 grados centígrados, que es losuficientemente caliente como para que te quemes, bajando la temperatura a unos 40 grados y regulándola con agua fría para fregar o ducharte, notarás como ahorras energía y dinero.
Usa la lavadora cuando esté llena y lava con agua fría. Los detergentes modernos están formulados para quitar la suciedad de la ropa incluso en agua fría.

Foto: Burak Kebapci, Pexels

4. Mejora tus hábitos
Date duchas cortas. El ahorro es doble: de agua y de energía.
Ventila la casa en invierno en las horas de mayor temperatura y con la calefacción apagada.
Coloca el termostato en 20 grados. Es preferible abrigarse un poco a subir la temperatura.
Programa la calefacción para que se encienda solo cuando estés en casa.

 

Etiquetas:

 

Compartir en
Aqu@bot
Chatbot de Fundación Aquae
Aqu@bot
Chatbot de Fundación Aquae