Fundación Aquae > Estamos plantando… Almendros

Estamos plantando… Almendros

30/01/2018 - Blog
Te presentamos las especies de árboles y plantas, autóctonas, que estamos plantando en Zamora, en el marco del proyecto Sembrando O2
Compartir en

El almendro (prunus dulcis) es un árbol de tamaño mediano, caducifolio, que generalmente mide entre 4 y 8 metros, pero que criados en buen suelo puede pasar de los 10 metros de altura. Su tronco es tortuoso, de corteza muy rugosa y agrietada que se desprende en placas. La copa es bastante abierta y en los ejemplares viejos tiene un desarrollo abombado, bajo y de porte arbustivo.

Las hojas son simples, lanceoladas, de ápice delgado y largo, acuminadas, lampiñas, con el margen finamente festoneado o aserrado y con un pecíolo bien desarrollado. Su disposición es alterna.

El almendro florece en invierno. Sus flores son blancas o pálidamente rosadas. Surgen en parejas o solitarias, casi sentadas, de las ramas del año anterior, mucho antes de que broten las hojas.

El fruto, la almendra, es una drupa ovada y comprimida, bastante seca, densamente vellosa y verdosa. Es muy apreciada en gastronomía y en cosmética, por sus múltiples propiedades.

El almendro se cultiva en España desde hace más de 2.000 años, probablemente introducido por los fenicios y posteriormente propagado por los romanos, ya que ambos lo hicieron motivo de comercio, como se ha comprobado por los restos hallados en naves hundidas.

Un almendro absorbe en 40 años: 0,3 toneladas de CO2 retirándolo de la atmósfera.

 

 

Compartir en