Fundación Aquae > Estamos plantado…Encinas

Estamos plantado…Encinas

13/02/2018 - Blog
Te presentamos las especies de árboles y plantas, autóctonas, que estamos plantando en Zamora, en el marco del proyecto Sembrando O2
Compartir en

La encina (Quercus ilex ballota) es un árbol de porte variable, copa densa y tronco grueso y oscuro. Sus hojas son persistentes, alternas, de haz verde oscuro y envés cubierto de un denso tomento blanquecino de aspecto aterciopelado. Las flores nacen en primavera agrupadas en ramillos colgantes, denominado amentos, de color amarillo-ocre y sus frutos, las bellotas, pueden ser dulces o amargos.

La encina es la especie más característica de los bosques mediterráneos. Es indiferente al tipo de suelo y crece desde el nivel del mar hasta los 1.300-1.400 metros de altitud, si bien excepcionalmente alcanza los 2.000 metros.

La subespecie ballota suele formar masas puras y habita donde las diferencias de temperatura son más acusadas, soportando mejor las heladas y las sequías prolongadas.

La encina tiene un sinfín de utilidades en el territorio español. De hecho, antes de que la patata se popularizara como la base de la alimentación, en la Península Ibérica el complemento alimenticio más habitual eran las bellotas y las castañas.

En la actualidad, las encinas se cultivan principalmente por sus frutos, las conocidas bellotas. Son unos glandes de color marrón oscuro cuando maduran, brillantes y con una cúpula característica formada por brácteas muy apretadas y densas, que los
recubren aproximadamente en un tercio de su tamaño. Es el alimento principal del cerdo de más calidad que se comercializa en España.

Quercus era el nombre romano de los robles en general y de su madera, y por extensión de todos los árboles que producen bellota. El origen del vocablo es celta y significa ‘árbol hermoso’. El epíteto ilex era el nombre que le daban también los
romanos a la encina. Ballota deriva del árabe y es el nombre de la encina y que en castellano asignamos al fruto de todas las especies del género.

Una encina absorbe en 40 años 0,1 toneladas de CO 2 retirándolo de la atmósfera.

 

 

Compartir en