Fundación Aquae > Biohacking, que la fuerza te acompañe

Biohacking, que la fuerza te acompañe

Nací humana y siempre quise tener los poderes de un Jedi para que reinara la paz en el Imperio, leer mentes y levitar sin tener que entrar en éxtasis.

Me implanté un NFC y un RFID en el 2014 para utilizar mi cuerpo como un dispositivo tecnológico, podía abrir puertas,  realizar pagos o  ejecutar tareas con el chasquido de  mis dedos.

Os hablo desde la constelación Zirmax vía telepática con mi implante XC6E, año 3029 y sí, lo habéis adivinado soy inmortal y los caballeros Jedi ya no existen.

María Jesús Martínez Morales