La práctica de la pintura en la calle nació en el siglo XVI en Italia, con los Madonnaris, artistas vagabundos que viajaban por los pueblos realizando ilustraciones de la Madonna, sobre cualquier superficie disponible. Así se sigue llamando a este tipo de artista. En la actualidad esta pintura en la calle juega con las perspectivas y técnicas de pintura para engañar al ojo y así crear un arte urbano sorprendente.

Subir