Grandes artista que plasmaron las pandemias en sus obras

Con motivo del Día Internacional de los Museos, queremos recordar a una serie de reconocidos artistas que también sufrieron sus particulares pandemias y enfermedades. A algunos de ellos les hizo perder la vida y a otros marcó para siempre su estilo y forma. Hoy sus obras están expuestas en los museos más importantes del mundo y forman parte de nuestro patrimonio cultural.

La pandemia mundial de la Covid-19 no es la primera pandemia que sufrimos. No hace mucho tiempo atrás se han producido situaciones parecidas causadas por el rápido avance de enfermedades  infecciosas entre la población. Y es que precisamente el binomio arte-pandemia nos ha servido para acércanos a las devastadoras consecuencias que tuvieron estas epidemias.

Por aquel entonces no existía Instagram o Twitter por lo que es difícil hacernos una idea de lo ocurrido. Tampoco existía un registro de muertes e infecciones, tampoco se disponían de medios que describieran con exactitud la sintomatología y sus efectos.  Sin embargo, lo poco que conocemos de aquellos momentos convulsos es, en parte, gracias al arte. Y es que artistas y pintores que hoy ocupan los museos más importantes del mundo, nos dejaron sus obras como testimonio de sus vivencias en torno a la enfermedad que a muchos les cobro su propia vida.

El arte siempre ha sido el reflejo de nuestra sociedad. Al igual que ha servido para la reivindicación política o la denuncia social, también nos ha permitido conocer las motivaciones, vivencias e inquietudes de grandes artistas.

Estos lienzos ya forman parte de nuestro patrimonio cultural y artístico, pero también son una ventana a nuestro pasado. En ellos, no solo hemos podido conocer más en profundidad a los pintores y artistas, sino que también hemos podido conocer nuestra realidad pasada.

Arte y pandemia han estado siempre unidos. Y es que en nuestra historia del arte nos encontramos obras que han plasmado la devastadoras consecuencias de enfermedades como la viruela, la peste o la gripe en la sociedad. También el sufrimiento que generaba a los propias artistas que las padecieron. Ahora sus obras, son auténticos documentos gráficos de una realidad que afecto a millones de personas en el mundo.

3 artistas que sufrieron sus particulares pandemias 

A lo largo del siglo XX, artistas como Munch, Klimt o Shiele tuvieron una vida marcada por la enfermedad. De ella se valieron para transformar el sufrimiento en arte. Hoy en día sus obras forman parte de la historia del arte mundial y sus nombres son reconocidos en todo el mundo.

En el Día Mundial de los Museos queremos destacar 3 artistas cuyas obras forman parte de nuestro patrimonio y que también han sido el reflejo de pandemias pasada.:

  • Edvard Munch (1863-1944)

Fue un pintor noruego que seguro que conoces por su obra El Grito en el que se representa a una persona gritando y cuyo clamor parece teñir de dolor todo su alrededor. Este lienzo ha servido de inspiración para la creación de uno de los emojis más famosos y utilizados en las redes sociales.

Arte y pandemia. Edvard Munch

Su vida ha estado muy marcada por las enfermedades. En su caso, arte y pandemia no puede estar más relacionado. Y es que fruto de su tragedia pintó La madre Muerta (1900). En ella reflejaba uno de los momentos más duros de la vida del pintor. Cuando Munch tenía 5 años perdió a su madre por tuberculosis y, al poco tiempo, a su hermana. Como el mismo expresaba,“la enfermedad, la locura y la muerte” le siguieron a lo largo de toda su vida.

Munch padeció la mal denominada gripe española que estuvo a punto de costarle la vida. Esto quiso plasmarlo en otra de sus obras: Autorretrato después de la gripe, que se encuentra expuesta en la Galería Nacional de Oslo. En esta obra se observa al que parece ser Munch sentada convaleciente junto a su cama mientras mira por la ventana. Su mirada refleja el pavor a la enfermedad y la esperanza de seguir vivo.

Todas las tragedias y enfermedades que marcaron su vida las plasmó en sus obras. Estas destacan por su colorido y por lograr generar una sensación entre la angustia y la perturbación. Por todo ello, Edvard Munch está considerado el padre del expresionismo y uno de los artistas más relevantes de nuestra historia.

  • Egon Schiele (1890-1918)

Considerado el mayor representante del expresionismo austriaco logro producir 340 pinturas y 2.800 dibujos a lo largo de su vida. Su gran capacidad intelectual le libró de combatir en la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, la gripe marco su vida. Primero con la muerte de su mujer y tres días después con la suya propia.

Fruto de esta tragedia es su cuadro La familia donde quiso plasmar su futuro, truncado por la gripe y que provocaría que este lienzo se encuentra inacabado. Así es como su obra ha pasado a la historia y le ha valido el reconocimiento mundial.

Gran parte de su trabajo se caracteriza por el uso de líneas y formas que denotaban cierta perturbación en sus obras. Fue discípulo de Klimt, otro de los artistas más representativos del arte moderno. A él también la gripe le arrebató la vida y aunque no viéramos el arte y pandemia unidos en sus obras, si que a raíz de padecer esta enfermedad, podemos ver como sus obras se tiñen de angustia y perturbación.

  • Alexandre Jean-Baptiste Hesse (1806-1879) 

Antes de hablar de este pintor, aprovechamos para hablar de otro de los artistas que su vida ha estado marcada por otra pandemia. Hablamos de Tiziano, uno de los pintores más versátiles que ha existido a lo largo de la historia. Este hizo que se le conocieran como “el sol entre las estrellas”, en honor a uno de los versos de Dante Alighieri en La Divina Comedia.

Su larga vida marcó su trayectoria artística por la que atravesó por diferentes etapas en estilo y forma. Pero fue la peste negra la que le arrebató la vida. Precisamente esto es lo que plasmó Hesse en un óleo que se encuentra en el Museo de Louvre de París.

Munch fue uno de los artistas que plasmar la tragedia de una pandemia en sus obras. Arte y pandemia se unen en algunas de los lienzos de estos tres artistas

Fue Hesse el creador de la obra llamada Homenaje fúnebre a Tiziano, muerto en Venecia durante la peste de 1576.  En ella recrea la muerte Tiziano en un momento en el que la peste azotaba Italia. Un contexto de pandemia, similar a la Covid-19, que acabó provocando una alta tasa de mortalidad no solo en este país, sino también en el resto del mundo.

La peste negra fue una pandemia que duro en torno a 15 años y se cobró la vid de aproximadamente 5 millones de personas. Entre las que destaca la pérdida de uno de los máximos exponentes del arte como era Tiziano.

Arte y pandemia

Munch, Shciele y Hesse son solo algunos artistas que plasmaron la tragedia de la enfermedad en sus obras. Pero también pintores como Jules Elie Delanuay, cuya obra estuvo muy marcada por la peste negra, o incluso Francisco de Goya, quien tras padecer una enfermedad que le provocó sordera, sus obras se volvieron oscuras y criticas marcadas por esta experiencia.

El 2020 fue un año muy marcado por el rápido avance de la pandemia mundial provocada por la Covid-19 y las estrictas medidas que paralizaron la actividad mundial durante meses. Quizá esto haya servido o sirva de inspiración a futuros artistas. Quizá también dentro de diez años, el arte y pandemia marquen otra etapa de la historia del arte. Y de esta forma, obras de reconocido prestigio formen parte de las galerías y museos más importantes del mundo. Serán estas obras las que dejarán constancia de estos convulsos momentos que sufrimos para las generaciones futuras.

Los museos son una pieza clave para intercambio cultural y el enriquecimiento de ésta. Potencia y reivindicar esta idea es el motivo principal por el que se celebra desde 1977 el Día Internacional de los Museos. Este día sirve para que museos de todo el mundo se acerquen a su público a través de actividades e iniciativas para poner en valor su existencia.

Este 2021 el lema elegido es “El futuro de los museos: recuperar y reimaginar”, un llamamiento a la innovación en el arte. A conocer y aprender sobre los historia, la ciencia y la cultura de forma amena y entretenida. Poner en valor el trabajo de artistas de todo el mundo desde lo más importantes hasta aquellos más jóvenes que buscan su hueco en nuestra cultura.

En un momento tan crucial para nuestra sociedad, los museos y el arte tienen la oportunidad de repensar y buscar nuevos modelos innovadores que ponga en valor nuestra cultura. De convertirse en el motor de cambio de la sociedad. Porque el arte también tiene una labor muy importante hacia la construcción de un futuro más justo y sostenible.

Los museos del agua son un deposito de información muy relevante sobre el tratamiento del agua en la humanidad. De ellos podemos aprender, de forma entretenida, como nuestras civilizaciones pasadas cuidaban un recurso tan valioso para la vida como es el agua. Y es que los museos también deben entenderse con una conexión con nuestra sociedad y con nuestro medio ambiente. Si te interesa más sobre este tema, puedes consultar los museos más comprometidos con la naturaleza del mundo.