El Azor Común, la especie que busca agua para refrescarse

Un requisito indispensable para que anide el azor común es que haya cerca una fuente de agua fresca para mojarse el pecho de plumas blancas. Nos encontramos ante un ave rapaz con marcado dimorfismo sexual inverso. Es una especie depredadora muy versátil al adaptarse al tipo de presas que ofrece el territorio.

El Accipiter gentilis es el nombre científico que recibe el conocido como azor común, una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Por ejemplo, el buitre negro, el ave rapaz más grande de España, pertenece a su misma familia, si bien las similitudes entre una y otra son mínimas.

En este caso concreto nos encontramos ante una especie de ave rapaz de tamaño mediano donde las hembras son de mayor tamaño que los machos, lo que supone un dimorfismo sexual bastante acentuado en comparación con otras especies pero bastante habitual cuando estamos hablando de rapaces.

Las diferencias entre macho y hembra también se manifiestan en el plumaje. Mientras que el azor común macho presenta un plumaje grisáceo y el pecho y las alas son barrados transversalmente, la hembra cuenta con un torso más parduzco y el barrado es más grueso.

Por otra parte, el azor común en vuelo planea con habilidad por entre las ramas. Unas alas verdes, metafóricamente hablando, que a cambio de no poder volar, alojan al menos al azor común. Estamos ante una especie emparentada con las águilas pero, sobre todo, con el gavilán.

¿Dónde vive y cuál es el hábitat del azor común?

Un requisito indispensable para el hábitat del azor común es tener cerca una fuente de agua. A ella acude a mojarse las manchas blancas y marrones tan peculiares de su pecho. Suele vivir en zonas donde se hallen formaciones forestales de hoja caduca por lo que está presente en numerosas zonas del mundo. Hayedos, pinares de montaña y encinares son solo algunos de las zonas que ocupa el azor común.

Se trata de un ave que se distribuye por Europa, Asia y América septentrional. Sin embargo, es en los bosques serranos del centro de la Península Ibérica donde se encuentra ahora mismo la mayor densidad de azor común. Nos encontramos ante una especie sedentaria y residente en nuestro país, de la que únicamente los más jóvenes realizan desplazamientos, por mínimos que sean.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce?

Esta especie de ave es un depredador muy versátil ya que suele adaptarse al tipo de presas que le ofrece el territorio en el que se encuentra. Pero si hubiera que destacar algunas de sus presas favoritas estas serían los conejos, las liebres y las ardillas, todos ellos mamíferos a los que atrapa el azor común en vuelo, pero también le encantan las aves de tamaño mediano. En definitiva, se trata de un reputado cazador alado, lo que hace varias décadas llevó a que fuese perseguido por causar daños a las especies cinegéticas.

El azor común suele cantar durante su época de nidificación o cortejo. El nido parece la plataforma de una casa en un árbol y es compuesta por ambos miembros de la pareja. La puesta oscila entre los 3 y 4 huevos, y son incubados exclusivamente por la hembra durante algo más de un mes. Los pollos son alimentados gracias a las presas capturadas por el azor común macho.